Tabaquismo y Colesterol: Combinación fatal.

Fumar intensifica el impacto negativo de los niveles elevados de colesterol sobre la enfermedad cardíaca, según una nueva investigación realizada en Japón.

Fumar intensifica el impacto negativo de los niveles elevados de colesterol sobre la enfermedad cardíaca, según una nueva investigación realizada en Japón.

Estudios previos sugirieron que el consumo de cigarrillos exacerba el impacto del colesterol elevado sobre el riesgo cardiovascular, pero esos hallazgos eran inconsistentes.

En su trabajo, el equipo del doctor Koshi Nakamura, de la Universidad Médica de Kanazawa en Uchinada, halló que cada desviación al alza en el estándar de colesterol total se relacionaba con un 50 por ciento de aumento en el riesgo de enfermedad cardíaca entre los fumadores.
Eso, comparado con un 40 por ciento entre los no fumadores.

De la misma forma, cada disminución del estándar en el colesterol HDL o “bueno” se vinculó con un 70 por ciento de aumento del riesgo de enfermedad cardíaca entre los fumadores, pero sólo con un 30 por ciento más de peligro en quienes no tenían el hábito de fumar.

El tabaquismo exacerba la relación entre el colesterol total y el riesgo de enfermedad coronaria y mitiga los efectos protectores del colesterol HDL sobre el riesgo coronario”, concluyeron los investigadores en la revista médica Heart.

“Por lo tanto, los posibles beneficios de las intervenciones que apuntan a uno o a ambos factores de riesgo probablemente sean mejores de lo esperado”, finalizó el equipo.
FUENTE: Heart, junio del 2009

Deja un comentario