Cómo se puede detectar la Tetralogía de Fallot

La tetralogía de Fallot es una cardiopatía congénita crítica o compleja que afecta a numerosos niños alrededor del mundo cada año. Es importante tener presente cómo detectar la Tetralogía de Fallot en un recién nacido aparentemente sano.

Qué es la Tetralogía de Fallot

La tetralogía de Fallot es una anomalía que combina cuatro defectos cardíacos presentes desde el nacimiento. Estos incluyen una comunicación interventricular (un orificio entre las dos cámaras inferiores del corazón), estenosis pulmonar (estrechamiento de la válvula pulmonar y del conducto que conduce la sangre desde el corazón a los pulmones), hipertrofia del ventrículo derecho (engrosamiento de la pared muscular del ventrículo derecho) y una aorta desplazada que monta el septo ventricular. Este conjunto de anomalías provoca que la sangre oxigenada y desoxigenada se mezcle dentro del corazón. Como consecuencia, menos oxígeno alcanza diferentes partes del cuerpo, lo cual puede afectar significativamente la salud general del niño.

Síntomas

Los síntomas de la tetralogía de Fallot pueden variar en severidad, pero generalmente son evidentes poco después del nacimiento. El signo más distintivo es la cianosis, una coloración azulada de la piel, labios y uñas, que indica una oxigenación insuficiente de la sangre. Los bebés y niños pequeños también pueden experimentar dificultades para respirar, especialmente durante la alimentación o el llanto. Otros síntomas incluyen episodios de desmayo, un crecimiento más lento de lo normal, y episodios de «spells», en los cuales la oxigenación se reduce repentinamente causando un aumento de la cianosis, disnea y, en ocasiones, pérdida de conciencia. Estos síntomas exigen una evaluación inmediata y cuidadosa por parte de profesionales médicos para un diagnóstico adecuado y la planificación del tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento para la tetralogía de Fallot generalmente implica una intervención quirúrgica para corregir los defectos cardíacos. La cirugía se planifica basándose en la gravedad de los síntomas y las condiciones particulares del niño, y a menudo se realiza en los primeros meses de vida. La operación más común es la reparación total, que busca corregir todos los defectos: se cierra la comunicación interventricular, se ensancha la ruta de salida al pulmón y se modifica la aorta. A veces, se requieren procedimientos adicionales en años posteriores, dependiendo de cómo evolucione la condición del paciente. Además de la cirugía, los niños pueden necesitar medicamentos para ayudar a mejorar la función cardíaca y manejar los síntomas antes y después de la operación.

Cómo Puede Detectarse Oportunamente

La detección temprana de la tetralogía de Fallot es fundamental para un tratamiento exitoso y la mejora de los resultados a largo plazo. Una herramienta eficaz para esta detección es el Tamiz Neonatal Cardiaco utilizando la oximetría de pulso con Tecnología de Extracción de Señal. Este método no invasivo mide la saturación de oxígeno en la sangre del recién nacido mediante sensores colocados en la piel de la mano derecha y cualquiera de los pies, lo que puede indicar anomalías en la circulación cardíaca. La Tecnología de Extracción de Señal permite una lectura más precisa de los niveles de oxígeno, incluso con movimientos del bebé o baja perfusión. Realizar esta prueba poco después del nacimiento puede identificar problemas cardíacos antes de que los síntomas sean evidentes, permitiendo una intervención temprana que puede ser decisiva para mejorar la calidad de vida del niño.

La tetralogía de Fallot, con su complejidad y seriedad, requiere atención médica inmediata y adecuada. Gracias a los avances en técnicas quirúrgicas y métodos de detección temprana como la oximetría de pulso con Tecnología de Extracción de Señal, muchos niños afectados tienen la oportunidad de tener vidas más largas y saludables. Ahora que sabes cómo detectar la tetralogía de Fallot, si estás esperando un bebé asegúrate de que le hagan el Tamiz Neonatal Cardiaco con Tecnología de Extracción de Señal.

Te puede interesar: Cómo monitorear oxigenación, ritmo cardiaco y temperatura en tu bebé.

Deja un comentario