Los piojos son muy contagiosos.

Peinar el cabello mojado de un niño sería la mejor manera de determinar si tiene piojos en la cabeza, afirmaron investigadores en Alemania.

Peinar el cabello mojado de un niño sería la mejor manera de determinar si tiene piojos en la cabeza, afirmaron investigadores en Alemania.

El equipo dirigido por la doctora Claudia Jahnke, de City Health Department, en Braunschweig, determinó que ese método identificó infestaciones activas el 91 por ciento de las veces, mientras que el control visual del cabello de los niños sólo detectó el 29 por ciento.

Hasta ahora no se había evaluado “adecuadamente” la precisión del uso del peine en el cabello mojado y el control visual, que son los dos métodos estandarizados de identificación de piojos de cabeza, escribió el equipo en Archives of Dermatology.

Para eso, el equipo estudió a 304 niños, de 6 a 12 años, de cinco escuelas, donde la infestación con piojos de cabeza era un problema.

A cada niño se le realizó un control visual del cabello y el cuero cabelludo en las sienes, detrás de las orejas y en el cuello.

Luego, otro investigador le pasó un peine para piojos después de humedecerle el cabello con un acondicionador. A ese segundo investigador no se le informó si el primero había hallado signos de infestación.
El equipo halló liendres o nidos de piojos en 79 niños (un 26 por ciento), mientras que 21 (un 7 por ciento) tenían piojos vivos, lo que indica una infestación activa.

Los controles visuales detectaron el 86 por ciento de los niños con liendres o nidos únicamente, comparado con el 68 por ciento identificado con el uso del peine en cabello mojado.

En cambio, peinar el cabello mojado resultó más efectivo para identificar la presencia de piojos vivos que el control visual. Para el equipo, el método visual usado aisladamente habría subestimado 3,5 veces una infestación activa.

El problema, señaló el equipo, es si la presencia de liendres es signo suficiente de infestación activa. En algunos países en Europa, los piojicidas no se usan en los niños con liendres y sin piojos vivos en el cabello.

El equipo concluyó que mientras el control visual es la mejor forma de identificar la prevalencia de infecciones previas en un grupo de niños, el uso del peine con el cabello mojado es una técnica más precisa para identificar infestaciones activas.

FUENTE: Archives of Dermatology, marzo del 2009.

Deja un comentario