La hormona del hambre

Si usted desea que exista una pastilla para frenar su impulso de comer, pues esa pastilla puede ser una realidad muy pronto, de acuerdo con los hallazgos presentados.

Si usted desea que exista una pastilla para frenar su impulso de comer, pues esa pastilla puede ser una realidad muy pronto, de acuerdo con los hallazgos presentados. Esta pastilla bloquearía la actividad de la grelina, la “hormona del hambre” que estimula los centros del apetito del cerebro.

El estudio, demostró que la grelina aumenta el deseo de comer alimentos ricos en calorías en los humanos. Existía la sospecha por investigaciones llevadas a cabo en animales que también puede estimular las vías de la recompensa en el cerebro y que tal vez esté implicada en la respuesta a los alimentos más gratificantes.

El estudio que aportó dicha prueba pidió a 18 adultos sanos que miraran fotografías de diferentes alimentos durante tres días por la mañana, una después de saltarse el desayuno, y dos a los 90 minutos tras el desayuno. En una de las mañanas que había desayuno, todos los participantes recibieron inyecciones, algunas de agua salada y otras de grelina. Luego vieron las fotografías de alimentos ricos en calorías tales como chocolates, postres pasteles y pizzas, y de alimentos bajos en calorías como ensaladas y verduras; los participantes usaron un teclado para calificar la intensidad con la que se sentían atraídos por esas imágenes, los alimentos bajos en calorías recibieron en promedio la misma calificación, independientemente del contenido de las inyecciones. Pero los alimentos ricos en calorías, sobre todo los chocolates y los postres, recibieron mayores calificaciones entre los que recibieron la grelina.

Ese efecto fue especialmente más alto cuando los participantes ayunaron la noche previa al estudio.

En conclusión una pastilla que bloquee la actividad de la grelina podría ser útil para los que hacen dieta y algunas compañías farmacéuticas realizan estudios para lograr crearla, ya que podría formar parte del régimen global para bajar de peso.

Los resultados del estudio no son una sorpresa, ya que en investigaciones anteriores con animales, encontraron que la -grelina aumenta la respuesta del cerebro a los alimentos- Los científicos comentan que están tratando de conocer de forma más específica cómo la grelina actúa sobre el cerebro, qué regiones del cerebro afecta y cómo estos efectos se traducen en comer.

La grelina podría no desempeñar un papel en la causa de la obesidad, pero sí actuar para mantener a las personas obesas al reducir su capacidad para bajar de peso, concluyen los estudios.

Deja un comentario