Estrés Post-traumático.

Ciertas personas tendrían riesgo de desarrollar el trastorno de estrés postraumático (TEPT) años después de sufrir una situación impactante.

Ciertas personas tendrían riesgo de desarrollar el trastorno de estrés postraumático (TEPT) años después de sufrir una situación impactante.

El TEPT suele aparecer meses después de una experiencia traumática o altamente estresante, como un combate, una violación, un asalto o un desastre natural. Pero en algunos casos, la manifestación del trastorno se demora, incluso por años.

En el nuevo estudio, publicado en la revista Social Psychiatry & Psychiatric Epidemiology, un equipo siguió a casi 1.700 personas que habían vivido en Nueva York durante los ataques del 11 de septiembre contra el World Trade Center.

Los expertos evaluaron los síntomas de TEPT a uno y dos años del atentado.

Casi el 92 por ciento de los participantes no tuvo signos de TEPT en ambas evaluaciones; el 3 por ciento presentó el trastorno al año y el 1 por ciento lo tuvo uno y dos años después.

Poco más del 4 por ciento evidenció signos de TEPT sólo en la segunda evaluación, según informaron los doctores Joseph A. Boscarino, de la Clínica Geisinger en Danville, Pensilvania, y Richard E. Adams, de la Kent State University, en Ohio.

El equipo halló que las personas que tenían baja autoestima y que habían tenido experiencias relativamente más negativas (un divorcio o la muerte de un familiar) u otras situaciones traumáticas previas presentaban alto riesgo de manifestar el TEPT de manera tardía.

Algo similar ocurría con los hispanos y los neoyorquinos nacidos en otras ciudades, que tenían más riesgo que otros grupos étnicos y los neoyorquinos nativos.

“La manifestación y el curso del TEPT son complejos y estarían asociados con la situación traumática, las predisposiciones individuales y los factores externos no asociados directamente con la experiencia traumática original”, escribieron los autores.

Esto, para Boscarino, podría beneficiar a los nuevos veteranos de guerra.

“El país necesita estar preparado para atender a los veteranos que podrían estar sufriendo estrés mental por la guerra años después del combate”, dijo el investigador.

FUENTE: Social Psychiatry & Psychiatric Epidemiology, online 6 de mayo del 2009

Deja un comentario