Obesidad Mórbida.

Una respuesta fisiológica que provoca sensación de saciedad se manifiesta de manera confusa en algunas personas con obesidad mórbida, lo que explica por qué no pueden controlar la cantidad de comida que

Una respuesta fisiológica que provoca sensación de saciedad se manifiesta de manera confusa en algunas personas con obesidad mórbida, lo que explica por qué no pueden controlar la cantidad de comida que ingieren.

Los autores de un pequeño estudio hallaron que, a diferencia de las personas con peso normal, los hombres y las mujeres obesas no lograban una reducción significativa de la producción de saliva ante la exposición reiterada al sabor del jugo de limón.

Normalmente, una persona ingiere un alimento, la respuesta física del organismo se “adapta” y crea la sensación de saciedad. La reducción de la producción de saliva es parte de ese proceso.

Los nuevos resultados sugieren que en los obesos mórbidos, ese proceso de adaptación -y, por lo tanto, la sensación de saciedad- es más lento, según publica la revista Obesity Surgery.

“Eso podría influir en la incapacidad de algunas personas obesas mórbidas de regular o controlar la cantidad de alimentos que consumen en una comida”, declaró a través de un comunicado el doctor Dale Bond, de la Escuela de Medicina Brown y del Hospital Miriam, en Providence, Rhode Island.

Los 34 adultos obesos que participaron en el estudio eran candidatos a la cirugía bariátrica, un procedimiento en el que se modifica el tracto digestivo para reducir la cantidad de comida que se puede ingerir de una vez.
En general, es una opción para las personas con obesidad mórbida (con por lo menos 45 kilos de sobrepeso) o que tienen menos sobrepeso, pero tienen alguna enfermedad, como diabetes tipo 2, que mejoraría con la disminución del peso corporal.

Según Bond, la alteración de la adaptación explicaría por qué algunas personas siguen teniendo problemas para controlar el consumo de comida, aún después de la cirugía bariátrica.

El procedimiento reduce la capacidad estomacal de retener comida y, en algunos casos, la absorción corporal de los nutrientes. Aun así, los pacientes deben reducir el tamaño de las porciones e ingerir alimentos nutritivos.

“La cirugía bariátrica es considerada una ‘cirugía conductual’, dada la importancia de la conducta alimentaria en los resultados posquirúrgicos”, dijo Bond.

“La adaptación sería una herramienta valiosa para mejorar la comprensión de la regulación alimentaria en personas con obesidad mórbida y cómo se modifica con la cirugía bariátrica”, añadió el autor.

FUENTE: Obesity Surgery, junio 2009.

Deja un comentario