Niños que viajan en auto.

Un grupo de investigadores señaló que muchos padres no aseguran adecuadamente a sus hijos en los asientos elevados para automóviles.

Un grupo de investigadores señaló que muchos padres no aseguran adecuadamente a sus hijos en los asientos elevados paraautomóviles.

La mayoría de los estados en Estados Unidos exige que los niños grandes que ya no pueden usar los asientos de seguridad tradicionales para viajar en automóvil usen uno elevado, que lo coloca a la altura suficiente como para usar los cinturones de seguridad, con la cinta superior que cruce el hombro y no el cuello, y la cinta inferior que cruce la cadera.

Pero aún con los asientos elevados, muchos niños viajan sin llevar el cinturón de seguridad correctamente colocado, afirmaron los expertos en la revista Accident Analysis and Prevention.

Tras observar a 564 niños usuarios de asientos elevados, el equipo halló que dos tercios viajaban con el cinturón mal colocado.

En la mayoría, la cinta superior estaba mal ubicada, por ejemplo, por detrás de la espalda del niño, por debajo del brazo o por encima del apoyabrazos del asiento.

“Los resultados demuestran claramente que los asientos elevados no están protegiendo a los niños debido a errores de uso”, declaró por escrito el autor principal del estudio, doctor Joseph O’Neil, profesor asociado de pediatría de la Escuela de Medicina de la Indiana University, en Indianápolis.

“Los padres deben saber cómo colocar al niño en el asiento de manera segura, supervisar el uso del cinturón de seguridad en los chicos que se acomodan solos en el asiento y volver a controlar que las cintas superior e inferior lo sujeten adecuadamente durante el viaje”, dijo O’Neil.

El equipo observó a padres que llegaban a playas de estacionamiento en 25 restaurantes de comida rápida y centros comerciales en Indiana.

Según el autor, los niños deberían usar el asiento elevado hasta alcanzar la altura suficiente como para que sus rodillas alcancen un ángulo de 90 grados sobre el asiento del automóvil; lo ideal es que toquen con los pies el piso del automóvil.

O’Neil agregó que, como ocurre con los asientos para bebés, aquellos elevados para los niños mayores deberían colocarse en la parte trasera del automóvil.

FUENTE: Accident Analysis and Prevention, mayo del 2009

Deja un comentario