Lesiones de tobillo: puede prevenirlas con ejercicio.

Aquí, conocerá una serie de ejercicios sencillos para flexionar el tobillo y el pie, para mejorar la fuerza y el equilibrio en los adultos mayores.

Aquí, conocerá una serie de ejercicios sencillos para flexionar el tobillo y el pie, para mejorar la fuerza y el equilibrio en los adultos mayores.

En un grupo de ancianos alojados en instituciones de cuidado, aquellos que realizaron los ejercicios mejoraron significativamente la fuerza muscular que flexiona y extiende los tobillos, como así también el equilibrio.

Todos perdemos movilidad a medida que envejecemos, en parte por el debilitamiento de los miembro inferiores, explicó el equipo de Fernando Ribeiro, de la Universidad de Porto, en la revista Geriatrics and Gerontology International.

Trabajar con grupos musculares de las piernas que ayudan a mantener el equilibrio es una forma económica de mejorar la movilidad y prevenir caídas en los adultos mayores.

Para investigar si reforzar un conjunto clave de músculos mejoraría el equilibrio, el equipo dividió al azar a 48 adultos mayores institucionalizados en dos grupos: uno hizo ejercicios de tobillo y el otro sirvió de “control”.

La cohorte que hizo ejercicio realizó tres sesiones semanales de 15 minutos cada una durante seis semanas.

Cada sesión incluía cinco minutos de calentamiento, cinco de extensión y flexión del tobillo con bandas elásticas como resistencia y 5 minutos de enfriamiento. Las bandas utilizadas eran cada vez más resistentes.

En el grupo de control no se identificaron diferencias significativas asociadas con la fuerza o la movilidad del tobillo después de las seis semanas de estudio, pero en las personas que hicieron ejercicio mejoró mucho la fuerza de los flexores dorsales, que son los músculos que flexionan el pie hacia arriba, y de los flexores plantares, que lo extienden.

El grupo que realizó ejercicio mejoró también en dos pruebas diseñadas para medir la movilidad y el equilibrio: una determinaba la distancia que se puede alcanzar sin mover los pies desde la misma posición y la otra establecía cuánto se demora en levantarse de una silla, caminar 3 metros, dar vuelta, regresar y sentarse.

El equipo concluyó: “Este programa físico progresivo y de baja tecnología se puede implementar en casi todas las instituciones para adultos mayores bajo la supervisión de un equipo especializado en rehabilitación”.

FUENTE: Geriatrics and Gerontology International, marzo del 2009

Deja un comentario