Ejercicio: 30 minutos no son suficientes, 50 minutos es lo ideal

Para prevenir el aumento de peso, adelgazar o no recuperar el peso perdido se necesita una mayor cantidad de actividad física de la que se está recomendando, indicó la actualización de las guías del Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva (ACSM)

Para prevenir el aumento de peso, adelgazar o no recuperar el peso perdido se necesita una mayor cantidad de actividad física, indicó la actualización de las guías del Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva (ACSM).

En medio de una crisis real de la salud  asociada con la alimentación y el bajo nivel de actividad física, las nuevas guías están orientadas a comprender mejor y aclarar el papel del ejercicio y su relación con el peso.

Actualmente  contamos con la última información disponible sobre cuánta actividad física se necesita, podemos seguir el proceso educativo para ayudar a las personas a luchar con su peso. En un documento publicado, el ACSM recomendó un mínimo de 150 minutos por semana (unos 30 por día cinco veces por semana) de actividad física de intensidad moderada para los adultos con sobrepeso u obesidad para mejorar su salud.

Además, se recomendaban 200 a 300 minutos semanales para el descenso de peso de largo plazo. Evidencias más recientes respaldan esa recomendación, pero indican también que se necesita hacer más actividad física para prevenir la recuperación de los kilos perdidos, conforme el documento del ACSM publicado en la última edición de Medicine & Science in Sports & Exercise.

La evidencia indica que entre 150 y 250 minutos por semana de actividad física moderada previenen un aumento de peso superior al 3 % en la mayoría de los adultos, pero sólo proporcionaría un adelgazamiento “modesto”.

Mayor cantidad de actividad física semanal -250 minutos o más- estuvo asociada con un descenso de peso “significativo”, señaló el ACSM. La mayoría de los adultos con sobrepeso u obesidad adelgazan más y no recuperarán el peso perdido si hacen por lo menos 250 minutos de ejercicio por semana. El ACSM recomienda también los ejercicios de fuerza como parte del régimen de salud y aptitud física.

El entrenamiento de la resistencia no mejora el descenso de peso, pero aumenta la masa libre de grasa y la eliminación de  grasa y está asociado con la reducción de los riesgos para la salud, hacer dieta y aumentar el nivel de actividad física mejorará la reducción del peso, a diferencia de la dieta únicamente.

FUENTE: Medicine & Science in Sports & Exercise

Deja un comentario