Diarrea infantil: mortal y más común en época de calor.

El Vida Suero Oral, compuesto orgullosamente mexicano, es una las principales armas para continuar disminuyendo la mortalidad por diarreas.

El Vida Suero Oral, compuesto orgullosamente mexicano, es una las principales armas para continuar disminuyendo la mortalidad por diarreas.

De acuerdo con los especialistas, los niños cuentan con una estructura compuesta en su 65 por ciento de agua, por lo que son más susceptibles a sufrir deshidrataciones cuando se pierden líquidos en exceso, como ocurre en los cuadros diarreicos. Por ello, las autoridades de salud recomiendan a los padres y madres de menores de cinco años que estén al pendiente de cualquier signo de alarma que pudiera poner en peligro la salud de sus pequeños.

Los principales signos de alarma en la deshidratación son: sed extrema, llanto sin lágrimas, boca reseca, respiración agitada, decaimiento de la mollera, fiebre alta, falta de apetito o de ingesta de líquidos y la piel de jerga (cuando se le da un pequeño pellizco al menor y la piel tarda en volver a su forma normal). Los casos más graves se manifiestan también con ojos hundidos. Ante cualquiera de estos síntomas, se debe acudir de inmediato al centro de salud u hospital más cercano.

Una pizca de sal, un puñado de azúcar y un poco de agua potable es todo lo que hace falta para salvar a dos millones de niños que mueren cada año a causa de la diarrea, dijo el martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La diarrea causa una quinta parte de las muertes de niños en el mundo, que, según la agencia de Naciones Unidas, en los países pobres sufren esta enfermedad que causa deshidratación un promedio de cuatro veces al año.

En lugar de concentrarse en formas de detener la diarrea, la OMS señaló que las autoridades sanitarias deben asegurarse que los cuidadores sepan cómo usar la receta de rehidratación, que puede realizarse en casa.
“Debido a las consecuencias de la enfermedad en términos de la persistente mortalidad infantil, el nivel de urgencia para lidiar con este problema es muy diferente al de otras dolencias crónicas”, manifestaron los autores de un estudio publicado por la revista PLos Medicine.

“Esto debería reflejarse en políticas de investigación en salud y estrategias de inversión por parte de los principales donantes”, añadió el equipo.

Cuatro niños mueren por minuto de diarrea. La mayoría de los casos se concentran en Africa subsahariana y en el sudeste de Asia.

“Contamos con productos muy efectivos. El problema ahora no es desarrollar nuevos productos”, dijo el experto en salud infantil de la OMS Olivier Fontaine, uno de los autores del estudio, durante una rueda de prensa en Ginebra.

“Tenemos que encontrar formas de administrar estos productos a las personas que los necesitan”, añadió.
La diarrea es definida por la OMS como la defecación de tres o más heces líquidas por día, normalmente un síntoma de infección gastrointestinal que puede ser causada por bacterias, virus u organismos parasitarios. La pérdida severa de líquido corporal puede provocar la muerte.

La diarrea puede diseminarse a través de alimentos o agua contaminada, o puede transmitirse de una persona a otra como consecuencia de una mala higiene.

Las sales de rehidratación oral, que cuestan alrededor de 30 centavos de dólar por ciclo de tratamiento, suelen ser distribuidas por los grupos de asistencia para detener los brotes diarreicos entre las poblaciones refugiadas y después de desastres naturales.

La Federación Internacional de la Cruz Roja dijo el martes que más de la mitad de su trabajo de respuesta a desastres hoy está relacionada con brotes de diarreas, como la epidemia de cólera que azota a Zimbabue y que ya afectó a unas 90 mil personas y causó la muerte de más de 4 mil.

Pero la solución de rehidratación también puede realizarse en el hogar -con sal, azúcar y agua potable- y salvar vidas dijo Fontaine, quien instó a que se realicen más esfuerzos para educar a los padres y a los cuidadores sobre esta opción terapéutica casera.

FALTA DE ACCESO

Aún así, en muchos casos los cuidadores carecen de acceso a agua potable para preparar la fórmula.

Por ello, la Federación Internacional de la Cruz Roja señaló que, dado que 1 mil millones de personas carecen de acceso al agua potable en todo el mundo, los cuidadores también deben saber cómo realizar los tratamientos de purificación adecuados antes de utilizarla como parte del remedio.

La lactancia también puede fortificar a los bebés contra los peligros potenciales para la salud, según el informe preparado por expertos de la OMS y de hospitales y centros de investigación de Estados Unidos, Gran Bretaña, India, México, Brasil, Sudáfrica, Bangladesh, Filipinas y Croacia.

La diarrea y la neumonía causan más muertes infantiles por año que todos los decesos atribuibles al tabaquismo en todos los grupos etarios. También producen el doble de fallecimientos que la tasa anual de muertes por VIH/sida a nivel global.

“La persistente elevada mortalidad por diarrea en presencia de intervenciones efectivas y rentables y de recursos disponibles para implementarlas, representa un escándalo continuo”, indicaron los autores en el informe.

Los países líderes prometieron hace una década en Naciones Unidas disminuir dos tercios la cantidad de muertes infantiles para el 2015. Si no se avanza más contra la diarrea, la OMS consideró que “el mundo fracasará en lograr” ese Objetivo de Desarrollo del Milenio.

Durante la temporada de calor, es recomendable seguir los siguientes consejos para reducir el riesgo de enfermarse.

* Clorar o hervir el agua destinada al consumo humano,
* Evitar consumir comida callejera o de dudosa procedencia
* Preservar adecuadamente los alimentos
* Lavarse las manos siempre antes de preparar o consumir alimentos y después de ir al baño.

Además de estas recomendaciones, los médicos sugieren no retirar la lactancia materna en los niños, aumentar la ingesta de líquidos y no utilizar en niños otros sueros (como los preparados de manera casera a base de refrescos o bebidas energéticas) que no estén reconocidos por la Organización Mundial de la Salud.

Deja un comentario