Adolescentes y tabaco masticable: ¡Cuidado!

El consumo de tabaco masticable aumentó en esta década entre los adolescentes estadounidenses, particularmente en las zonas rurales, y pronto podría llegar esta conducta a México.

El consumo de tabaco masticable aumentó en esta década entre los adolescentes estadounidenses, particularmente en las zonas rurales, y pronto podría llegar esta conducta a México.

El uso de este tipo de productos de tabaco que no se fuman incrementa el riesgo de cáncer oral, así como también de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, además de generar adicción a la nicotina igual que los cigarrillos.

El reporte de la Administración de los Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental de Estados Unidos mostró un 30 por ciento de aumento en la tasa de consumo de tabaco no fumable entre los niños de 12 a 17 años, entre el 2002 y el 2007. El uso en los adultos se mantuvo estable.

En el 2007, el informe estimó que 566.000 chicos de ese grupo etario habían consumido tabaco masticable o rapé.
“Esta tendencia hacia el mayor consumo de tabaco no fumable en los niños es una gran preocupación”, dijo en una entrevista Danny McGoldrick, vicepresidente de investigación de la entidad sin fines de lucro Campaign for Tobacco-Free Kids (Campaña por Niños Libres de Tabaco).

“Esta es una industria que tiene antecedentes de apuntar a los niños porque saben que ahí es cuando comienzan todos”, añadió.

Entre los adolescentes varones, la tasa de uso de tabaco no fumable aumentó del 3,4 por ciento en el 2002 al 4,4 por ciento en el 2007, según reveló el informe.

McGoldrick dijo que el incremento se produjo a medida que las compañías aumentaron drásticamente su gasto en marketing e introdujeron una serie de nuevos productos no fumables.

Los resultados reiteran la necesidad de que la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA por su siglas en inglés) tenga el poder de regular los productos de tabaco, como indica la legislación que está siendo evaluada por los legisladores estadounidenses, agregó McGoldrick.

El consumo de productos de tabaco no fumables fue más común en las áreas rurales, particularmente en el sur y el medio oeste, señaló durante una entrevista telefónica el estadista Jim Colliver.

Los hallazgos se basaron en sondeos oficiales en los cuales se consultó a alrededor de 68.000 personas a nivel nacional.

En general, unos 7,8 millones de estadounidenses consumieron tabaco no fumable durante el 2007, según el informe. Los hombres eran casi 15 veces más propensos que las mujeres a usar esos productos.

Más de la mitad de los adolescentes que usan tabaco no fumable también eran consumidores actuales de cigarrillos y la estadística trepaba a dos tercios entre los 18 y los 25 años, agregó el reporte.

Fuente: Reuters Health, Agencia de Noticias de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Deja un comentario