La Casa Blanca considera mortal la venta de analgésicos sin receta médica

La automedicación es uno de los principales problemas sanitarios a los que se enfrentan la mayoría de países desarrollados

El zar antidrogas de la Casa Blanca pide que se apliquen leyes regulatorias más severas  en la prescripción de los analgésicos, pues son altamente adictivos incluso están matando a más personas que la heroína y la cocaína combinadas, y además  fomentan la creación de una gran cantidad de “pildoras ilegales” 

El gobierno federal anunció su estrategia global por primera vez para luchar contra el abuso de oxicodona y otros opiáceos, con el objetivo de reducir su abuso un 15 % en cinco años. Esa meta puede parecer modesta, pero representaría un cambio radical en las visitas de la sala de emergencia por sobredosis de medicamentos recetados, la cual se duplicó de 2004 a 2009, pues superó 1,2 millones, según funcionarios federales de salud.

Decir que va a acabar  el problema en cinco años, no es posible  comenta el Dr. Roland Gray, Director Médico y Asesor de la Administración de Drogas en Problemas de Adicción.

El nuevo enfoque dependerá de la educación, la aplicación de la ley y la intensificación de las bases de datos de seguimiento de las píldoras con especial énfasis en la Florida, donde se prescriben el 85 % de todas las pastillas de oxicodona en el país.

Cuando se utiliza correctamente, la oxicodona y otros medicamentos similares ayudan a las personas con dolor crónico, pues la liberación de los ingredientes es de forma lenta, y dura muchas horas.

Según los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención, las muertes por sobredosis de analgésicos han aumentado 4.000 en 2000 a más de 11.000 en 2007. El año pasado, en la estadística de las muertes inducidas por drogas, el abuso en el consumo de analgésicos ocupo el 2do lugar.

Existen  clínicas para tratar el dolor, pero hay quienes cruzan la línea de prescribir  pastillas al paciente sobre la base de diagnósticos cuestionables o ninguno en absoluto. A menudo sólo aceptan dinero en efectivo y las refieren a personas  en farmacias específicas.

Ha habido una inundación de nuevos medicamentos y muchos de los médicos  no estaban entrenados en su uso,  así que hay una gran brecha en la comprensión de cómo administrar estas drogas, comenta  la Dra. Janet Woodcock, Directora del Centro de la Agencia para Evaluación de Drogas e Investigación.

Otro elemento de la estrategia es una campaña nacional de educación con anuncios como el famoso freír el huevo. “Esto le hacen las drogas a tu cerebro”. La clave para esto es hacer que los padres se aseguren de mantener los analgésicos con receta fuera de las manos de sus hijos, ya que ahora están abusando de ellos más que cualquier otra droga ilegal, excepto la marihuana.

El director médico del proveedor  Covidien el Dr. Herb Neuman , expresó su apoyo a la estrategia del gobierno, manifestó que una alianza de grupos de seguridad médica  ha estado trabajando para educar a los pacientes y ayudar a los médicos con los métodos de prescripción responsable.

El acceso a estos medicamentos debe limitarse a los pacientes que sufren de dolor crónico y que poseen una receta válida, declara el Dr.  Neuman.


Deja un comentario