Científicos japoneses crean una película anticaries

La caries es un proceso infeccioso en el que varios microorganismos de la placa dentobacteriana como Streptococcus mutans y Lactobacillus acidofilus producen ácidos que atacan principalmente el componente inorgánico del esmalte dental y provocan su desmineralización

Científicos japoneses han logrado crear un método revolucionario que pronto podrá prevenir las caries y dar a los dientes una blancura brillante, anunció el Dr. Shigeki Hontsu, de la universidad de biología de Kinki en Japón, jefe del equipo de investigadores.

El equipo del Dr. Hontsu, ha desarrollado una película ultrafina en base a la hidroxiapatita, el principal componente mineral del esmalte dental. Es la primera película flexible en base a la hidroxiapatita en el mundo, y esperan poder usarlo para reparar el esmalte dañado.

Los dentistas piensan en general que una película sólo en apatita era un sueño, pero el objetivo es crear un esmalte dental artificial, la película, de un espesor de 0,004 mm, es lograda por medio de rayos láser proyectados sobre bloques comprimidos de hidroxiapatita, en vacío, para hacer que aparezcan todas las partículas.

Estas caen luego sobre un bloque de sal calentado para que cristalicen, antes que la sal se disuelva en el agua.

El producto resultante es recuperado luego en un papel de filtro y secado, entonces es suficientemente fuerte como para ser cogido con pinzas.

Cuando se pone esta película sobre un diente, se vuelve invisible, apenas visible con una luz”, dijo el científico.

En el momento de ser aplicada la película, aire y eventualmente líquidos pueden escaparse a través de huecos microscópicos, por el momento, el inconveniente principal es que toma casi un día entero que la película se adhiera perfectamente.

El equipo trabaja actualmente con dientes humanos, pronto se hará ensayos con animales, el científico calculó en cinco años el tiempo necesario para una utilización de la película en los tratamientos dental, en particular para proteger la dentina justo debajo del esmalte, o en la ultrasensibilidad de los dientes, pero sólo en tres para su uso con fines cosméticos.

Deja un comentario