Uno de cada 10 adultos del mundo es obeso

Las tasas de obesidad global se han duplicado desde 1980, afirma el mayor estudio llevado a cabo sobre este trastorno y sus factores de riesgo

Hoy más de 205 millones de hombres y 297 millones de mujeres viven con obesidad en el mundo, un total de más de 500 millones de personas.

Y este exceso de peso corporal está causando 3 millones de muertes cada año, pues el exceso de sobrepeso es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, trastornos músculo esqueléticos, diabetes y cáncer, señala la investigación, publicada en la revista médica The Lancet. Las personas más obesas del planeta son ahora los habitantes de la República de Nauru, una pequeña isla de Micronesia, en el Pacífico Sur.

Pero los mayores aumentos en el peso corporal se han visto en los países más ricos del mundo.

Para los investigadores del Imperial College de Londres y la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, el mundo está enfrentando una “emergencia de salud”, porque el aumento en la obesidad amenaza con una pandemia de enfermedades cardiovasculares y muerte, los científicos analizan 3 factores de riesgo cardiovascular: el índice de masa corporal (IMC), la hipertensión y los niveles de colesterol de 1980 a 2008.

Definiendo obesidad como un IMC mayor a 30 kg/m2, se encontró que en 2008 el 9,8% de los hombres y 13,8% de las mujeres del mundo eran obesas.

Los resultados muestran que la obesidad y el sobrepeso, la alta presión arterial y el alto colesterol ya no son problemas del mundo occidental o problemas de las naciones más ricas. Mientras que en 1980, las cifras eran de 4,8% de los hombres y 7,9% de las mujeres.

El mayor IMC del mundo se encontró en las islas del Pacífico sur, con un IMC promedio de 35 kg/m2, un aumento 70% más alto que el de países del sureste de Asia y África.

Pero el mayor aumento de IMC se vio entre las naciones más ricas, particularmente Estados Unidos, seguido de Nueva Zelanda y Australia, entre las mujeres; y el Reino Unido y Australia entre los hombres.

Los resultados muestran que la obesidad y el sobrepeso, la alta presión arterial y el alto colesterol ya no son problemas del mundo occidental o problemas de las naciones más ricas, su presencia se ha desplazado hacia los países de bajos y medianos ingresos, convirtiéndolo en un problema global

En los países de América Latina, los mayores IMC entre las mujeres se encontraron en México (con un promedio de 28,7 kg/m2), seguido de Venezuela (28,1 kg/m2) y de Chile (27,9 kg/m2).

Entre los hombres, los mayores IMC se encontraron en los argentinos (27,5 kg/m2) seguidos de los mexicanos y venezolanos (27,4 kg/m2), y los salvadoreños (26,4 kg/m2).

Las mujeres más delgadas de América Latina son las de Paraguay (28,1 kg/m2) y los hombres más delgados los bolivianos (24,4 kg/m2).

Es muy alentador que muchos países hayan logrado reducir con éxito sus niveles de hipertensión y colesterol a pesar de haber aumentado su IMC. Quizá lo que ayudó a estos países a reducir estos factores de riesgo fueron probablemente los mejores programas de análisis y el menor consumo de sal y de grasas saturadas”.

Habrá que implementar políticas que conduzcan a una dieta más sana, especialmente una que reduzca el consumo de sal, en todos los países de todos los niveles económicos, y también habrá que mejorar los programas de detección y control con mejores sistemas de atención primaria a la salud.

Deja un comentario