Una camiseta “inteligente” detecta signos vitales de pacientes

Los signos vitales comprenden el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria, la temperatura y la presión arterial y en la actualidad pueden monitorearse mendiante una camiseta.

La bio-monitorización  mediante el uso de “camisetas inteligentes” permite registrar de modo no intrusivo una serie de parámetros fisiológicos del paciente.

La información captada a través de una camiseta con tecnología e-textil se envía de forma inalámbrica a un sistema, el cual muestra en tiempo real la localización y los signos vitales de los pacientes, según explican  los investigadores Víctor Custodio, Gregorio López y José Ignacio Moreno, del Departamento de Ingeniería Telemática de la Universidad Carlos III de Madrid.

El sistema está diseñado para implementarse en hospitales y puede dividirse en dos partes: una infraestructura fija, que se preinstala en el hospital, y los dispositivos móviles que acompañan a los pacientes.

Dentro de los dispositivos móviles, el paciente dispone de una “camiseta inteligente” y de un dispositivo de localización que puede llevarse en el bolsillo y que en el futuro se integrará en la prenda. Contiene electrodos que detectan el potencial bioeléctrico a partir del cual se obtiene el electrocardiograma.

Además, cuenta con un dispositivo extraíble que incluye un termómetro y un acelerómetro, con los cuales se obtiene la temperatura del paciente, su posición relativa (en reposo, de pie, etc.) y su índice de actividad física.

Por último, el dispositivo de localización se activa periódicamente, recibe señales de los dispositivos que componen la infraestructura de localización fija y envía esa información de manera inalámbrica al sistema gestor. Una vez ahí, el algoritmo de localización desarrollado es capaz de posicionar al individuo con un rango de error menor a dos metros y dibujarlo sobre un mapa del hospital.

En la Universidad Carlos III de Madrid, se diseñó la infraestructura de comunicaciones inalámbricas y el software de comunicaciones del prototipo y se probó el sistema 24 horas al día, monitoreando a cinco pacientes simultáneamente.

El prototipo también se puede aplicar a otros ámbitos con ligeras modificaciones, como aplicaciones para el diagnóstico temprano de anomalías cardíacas en deportistas o en telemedicina, para monitorear a los pacientes desde sus hogares y reducir el tiempo que deben permanecer internados en el hospital.

El sistema gestor almacena toda la información del paciente para estudios posteriores. El programa tiene configuradas una serie de alarmas que se activan cuando los parámetros medidos sobrepasan los límites preestablecidos, por ejemplo, 38 grados de temperatura corporal o 100 pulsaciones por minuto.

Deja un comentario