Técnica quirúrgica protege la arteria mamaria

La arteria mamaria interna nace en las primeras porciones de la arteria subclavia e irriga los músculos pectorales, las mamas, el pericardio y los músculos abdominales

Una reconstrucción mamaria modificada que usa anastomosis extremo, ayuda a proteger la arteria mamaria interna para uso futuro en el injerto de bypass arterial coronario (CABG), según un nuevo estudio.

Investigadores en la Universidad Johns Hopkins encabezados por el Dr. Gedge Rosson, revisaron las historias clínicas de 22 pacientes que se sometieron a 30 reconstrucciones mamarias, y cuyo perforador arterial epigástrico inferior profundo o los pedículos del colgajo de la arteria epigástrica inferior superficial fueron unidos por medio de anastomosis. La mitad de los procedimientos fueron realizados usando una técnica de cocido a mano extremo a lado arterial, y la otra mitad usando una técnica de cosido a mano extremo a extremo. Los investigadores compararon ambos procedimientos en términos de tiempo de isquemia asociada, peso del colgajo, incidencia de la trombosis y la necrosis grasa, y la supervivencia del colgajo total.

Los dos grupos de pacientes no diferían con respecto a la edad, índice de masa corporal (IMC), u otras características. Once pacientes tuvieron reconstrucción inmediata, en ocho se hicieron procedimientos escalonados, y tres habían retrasado la reconstrucción. Un análisis de resultados mostró que el tiempo medio de isquemia fue la única diferencia significativa entre los grupos. El tiempo de isquemia promedio fue de 85,26 minutos con anastomosis extremo a extremo. El peso medio del colgajo, los colgajos con trombosis, y colgajos con necrosis grasa no difirieron significativamente. El estudio fue publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery.

Aunque los tiempos de isquemia fueron mayores en el grupo extremo a lado, permanecieron dentro de los límites aceptables, concluyó el Dr. Rosson, esta técnica es un método confiable y técnicamente factible de proteger el sistema arterial mamario interno para cirugía cardiaca potencial futura.

La arteria mamaria interna tiene varias ventajas para la reconstrucción microvascular, incluyendo la necesidad de un pedículo más corto de lo que es requerido para alcanzar las arterias toraco-dorsales, facilitación de la colocación media del tejido del colgajo, y evitar las cicatrices axilares.

 También se convierte en el vaso de elección debido a su accesibilidad, permeabilidad superior versus injertos de vena, y eficacia total. Los enfoques convencionales para la reconstrucción mamaria después del tratamiento para el cáncer de mama invasivo con frecuencia sacrifican la arteria mamaria interna.


Deja un comentario