Protector higienizador para “vacunar los teléfonos públicos

En publicaciones científicas se han reportado contaminaciones de teléfonos en ambientes hospitalarios y la presencia de virus en partes específicas de los aparatos.

El estudio creativo español a64, especializado en diseño y desarrollo de nuevos soportes publicitarios, creo y patentó un protector higienizador, llamado Clean-T, para “vacunar” los teléfonos públicos y compartidos que se encuentran en habitaciones de hoteles, aeropuertos, estaciones, bares, restaurantes, etc.

Se trata de una pantalla protectora que se aplica al receptor del teléfono, protegiendo al usuario del contacto con las zonas del micrófono y del auricular, puede presentarse en una única lámina que protege el auricular, micrófono y carcasa del teléfono o en dos piezas individuales que se fijan de forma adhesiva al auricular y al micrófono.

El soporte está dirigido a anunciantes que estén interesados en asociar su imagen a la salud pública y al cuidado sanitario de sus clientes ya que, para ello, el protector permite la incorporación de imágenes publicitarias, logotipos y mensajes de todo tipo.

Es desechable y gratuito para el usuario y, gracias a su patente mundial, es posible difundirlo en todos los continentes y países donde la salud y su cuidado se perciban como temas prioritarios.

El proyecto, nace tras la aparición de diversos estudios científicos realizados por universidades de varios países que han demostrado que los teléfonos públicos y compartidos son verdaderos vectores de transmisión de patógenos como la meningitis, hepatitis, neumonías de todo tipo, gripe aviar, mononucleosis o herpes.

En el interior de un teléfono, zonas que no pueden ser limpiadas salvo que desmontemos el teléfono, se pueden refugiar y mantener activos hasta 25.000 gérmenes.

Se calcula que en el mundo hay en uso más de 4.000 millones de teléfonos fijos. Un dato que hace que sea necesario revisar sus condiciones higiénico-sanitarias ya que la utilización del aparato se desarrolla en contacto y proximidad con la boca, manos y orejas, y puede provocar la contaminación por gérmenes en todas las áreas del dispositivo.

Una de las partes del teléfono en la que más agentes patógenos se concentran es en el interior del micrófono debido a que la limpieza en esa zona es muy difícil y costosa.

La Organización Mundial de la Salud ha alertado que los aparatos telefónicos públicos pueden convertirse en superdiseminadores de infecciones y de todo tipo de gérmenes patógenos.

Deja un comentario