Por qué duele cuando nos quemamos con el sol

Las quimioquinas son moléculas que dirigen la migración de leucocitos e intervienen en una amplia variedad de procesos fisiológicos, fundamentalmente en procesos inmunitarios e inflamatorios

Científicos británicos del King”s College de Londres,  descubrieron un compuesto químico en el organismo que provoca el dolor de las quemaduras solares en la piel. La investigación estuvo a cargo del  Neurólogo, David Bennett

La exposición a la radiación ultravioleta (UVB y UVA) del sol causa envejecimiento prematuro, cáncer y otros cambios en la piel, afectan la capa más superior de la piel y son los principales responsables de las quemaduras.

Para el estudio, los investigadores expusieron pequeños parches de la piel de 10 voluntarios a rayos UVB, se produjeron áreas de piel quemada que con el paso de los días se hicieron cada vez más dolorosas y sensibles, los investigadores tomaron pequeñas muestras de estos parches para analizarlas y detectar el nivel de cientos de moléculas conocidas que causan dolor y descubrieron niveles excepcionalmente altos de un compuesto llamado CXCL5.

Esta sustancia forma parte de una familia de proteínas, llamadas quimioquinas, que se encargan de “reclutar” a células inflamatorias en un tejido lesionado, lo que provoca el dolor y la sensibilidad.

Este estudio no se trata solamente del dolor de las quemaduras solares. Esperan haber identificado un blanco potencial que puede ser utilizado para entender más sobre el dolor y otros trastornos inflamatorios como la artritis y la cistitis. Es la primera vez que se identifica el papel de esta sustancia como mediadora del dolor.

En pruebas posteriores llevadas a cabo con ratas los científicos descubrieron que un anticuerpo neutralizador dirigido a la CXCL5 redujo la sensibilidad al dolor causada por la radiación UVB.

Tal como afirma el profesor Steve McMahon, del Centro Wolfson para Enfermedades Relacionadas a la Edad, este hallazgo ha demostrado por primera vez el importante papel de esta molécula particular en el control del dolor durante la exposición a la radiación UVB.

El científico agrega que este estudio puede llevar a la comunidad científica a desarrollar un nuevo tipo de analgésico para la gente que sufre dolor crónico

Deja un comentario