Polipíldora puede salvar miles de vidas

El primer producto que combina 3 fámacos con otra que disminuye el nivel de colesterol en un solo comprimido, subraya la FDA en un comunicado

El primer ensayo de una tableta que combina cuatro fármacos para reducir el colesterol y la hipertensión mostró que su prescripción puede prevenir miles de infartos y eventos cerebrovasculare, la polipíldora, probada con 84 individuos sanos de 50 años o más, mostró una reducción de casi 30% en el riesgo de esas personas de sufrir un infarto o evento cerebrovascular.

Estos trastornos se han convertido ya en la principal causa de muerte en el mundo y sus principales factores de riesgo son el colesterol alto y la hipertensión.

El estudio encabezado por el Dr. David Wald de la Universidad Queen Mary de Londresy que fue publicado en PLoS One (Biblioteca Pública de Ciencia), afirma que es un asunto de urgencia, hacer accesible el medicamento para todos los mayores de 50 años.

La píldora no debe ser un sustituto de los cambios para un estilo de vida más sano, como una dieta saludable y actividad física. La polipíldora combina tres medicamentos para reducir la presión arterial y una estatina para reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Los individuos que participaron en el estudio no tenían un historial de enfermedad cardiovascular, es decir, su único factor de riesgo de enfermedad cardiovascular era la edad.

Para el estudio, los participantes recibieron durante tres meses una polipíldora diaria y los siguientes tres meses un placebo todos los días.

Al final de los seis meses los participantes habían experimentado una reducción de 12% en la presión arterial y de 39% en los niveles de colesterol “malo”.

Por más interesante que sea el potencial de esta nueva tableta, las medicinas no deben ser un sustituto de un estilo de vida sano. Mantenerse activo, comer sanamente y no fumar son todavía formas esenciales para ayudar a mantener su corazón en buena forma.

Si la gente toma la polipíldora a partir de los 50 años, se calcula que 28% de esa población se beneficiaría al evitar o retrasar un infarto o un evento cerebrovascular durante su vida”

Deja un comentario