Policías discapacitados podrán volver a las calles como Robocop

Los robots-policía tendrían la capacidad de patrullar las calles, atender llamadas de emergencia, emitir multas y boletas de citación, y hasta resguardar instalaciones nucleares.

El profesor Nagarajan Prabakar y su grupo de investigadores del Discovery Lab de la Universidad de la Florida están desarrollando un telebot que podría efectuar la mayoría de las funciones de un oficial de policía.

La máquina sería controlada remotamente por agentes de la autoridad o veteranos de guerra retirados por causa de una discapacidad, sería una suerte de híbrido no muy lejano del famoso “Robocop” de las pantallas de cine.

La otra particularidad que tendría este uniformado de última tecnología es que constituiría uno de pocos robots concebidos para devolverle el trabajo a una persona de carne y hueso, en vez de pensado para desplazar a un ser humano de sus funciones laborales, esto es lo que propone Jeremy Robins, un comandante de la reserva de la marina de EUA, que está promoviendo personalmente la idea.
El comandante retirado comenta que “Estos hombres y mujeres se unieron a la policía y las fuerzas armadas para servir a su país, pero ahora, debido a una lesión, se ven disminuidos en esa capacidad. Yo no sé cómo arreglar una lesión de la columna, pero en cambio creo que sí podemos devolver la habilidad de servir al público velando por el cumplimiento de la ley”,  según reseña una nota del sitio web de la universidad.

El gran obstáculo de diseño, curiosamente, es exactamente el mismo que los oficiales de policía enfrentan todos los días de cara al público, el telebot tiene que lucir intimidante y con suficiente autoridad como para que la gente obedezca sus órdenes (…) Pero también tiene que ser lo suficientemente amigable para que un niño de tres años que se haya perdido le pida ayuda.
Según los planes el prototipo tendrá capacidades sensoriales, de audio y de video.
Pero los desafíos no son sólo de diseño, también debe ser asequible y desplegarse con facilidad en las calles.
Otro tema es el de las implicaciones legales. “¿Serán tratados como cámaras de seguridad sobre ruedas, o como oficiales humanos?.
Los robots manejados a control remoto han incursionado ya en campos como el militar, médico y la exploración espacial, mientras que la tecnología asociada a los robots en general parece estar experimentando un momento cúspide.
De acuerdo con especialistas, la tendencia no es a integrar al hombre y la máquina, sino a crear aparatos cada vez más similares a sus inventores, pero más independientes de ellos.

La pregunta es: ¿quién va a ocuparse de las personas? Mientras que es cierto que los seres humanos son siempre las mejores capacitadas para ocuparse de otras personas, ocurre que simplemente no hay suficiente gente en el mundo, aquí es donde la tecnología robótica puede hacer la diferencia.

Aunque los robots van ganando terreno en campos como la capacidad para emitir juicios y tomar decisiones, no hay una respuesta definitiva al respecto. Pero casi con seguridad alguien, en algún laboratorio, entre computadoras y microchips, ya la está buscando.

Deja un comentario