Nuevo spray nasal para la rinitis alérgica crónica

La rinitis alérgica es una reacción inflamatoria en el tejido que recubre el interior de la nariz que se presenta debido a alergia a diversas partículas que pueden ser transportadas por el aire (pólenes, polvo, caspa de animales, mohos, etc.)

 Un fármaco antiguo con una nueva fórmula promete ser una opción importante entre los tratamientos de la rinitis alérgica crónica, según afirmó un equipo del Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI).

La ciclesonida HFA (ciclesonida con propelente hidrofluoroalcano) podrá satisfacer la necesidad de contar con un espray “seco” entre las personas con rinitis alérgica que no quieren utilizar los aerosoles nasales “húmedos” debido a sus molestos efectos adversos, explica el Dr. William Berger, de la University of California en Irvine, y presidente saliente del ACAAI.

El Dr. Berger, presentó el estudio Allergies in America, donde  indagó entre los pacientes con rinitis alérgica si estaban conformes con los tratamientos que utilizaban.

Muchos dijeron que no por el mal sabor, el goteo en la garganta, el olor y, en algunos casos, la sensación de quemazón. Las medicinas orales causaban somnolencia y, a veces, dolor de cabeza.

Estos problemas sensoriales alteran la adherencia al tratamiento porque los pacientes a los que no les gustan esos efectos adversos tienden a no utilizarlo de manera regular.

Para el ensayo aleatorio de 26 semanas, el equipo del Dr.  Berger reunió a 1.110 pacientes mayores de 12 años y que hacía por lo menos dos años que se les había diagnosticado rinitis alérgica crónica.

El equipo los dividió al azar en tres grupos: 298 recibieron 74 mcg de ciclesonida HFA; 505 utilizaron 148 mcg de ciclesonida HFA, y 307, placebo.

Todos los días, los pacientes se autoadministraron espray en cada fosa nasal y registraron los síntomas nasales, según la escala de valoración TNSS de 0 a 3. Los síntomas incluyen goteo postnasal, estornudo, picazón de nariz y congestión nasal.

El Dr. Berger informó que ambas dosis eran significativamente superiores al placebo, tanto según la escala TNSS de síntomas durante las últimas 24 horas (refractaria) y de síntomas antes de tomar la siguiente dosis (instantánea).

Los resultados de TNSS refractaria mejoraron 2,71 en el grupo tratado con 74 mcg; 2,58 en el grupo tratado con 148 mcg y 2,06 en el grupo tratado con placebo.

La incidencia general de los efectos adversos fue comparable entre los grupos. Los más comunes fueron el dolor de cabeza, la nasofaringitis, las infecciones superiores, la sinusitis y la epistaxis.

La empresa Sunovion Pharmaceuticals Inc, de Marlborough, en Massachusetts, está desarrollando la ciclesonida HFA. La empresa informó que en junio último la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aceptó la solicitud de autorización para la comercialización del aerosol nasal con ciclesonida y actualmente está en revisión.

Deja un comentario