Niño de 9 años decide suspender tratamiento contra tumor cerebral

Los tumores pueden ser benignos o malignos, dependiendo de la rapidez de su crecimiento y de si logran resecarse mediante el tratamiento neuroquirúrgico.

La situación del niño, Ryan, conmovió a miles de personas en el mundo y movilizó a un grupo de estudiantes de la ciudad de Clarkston en Michigan al norte de EUA.

Los jóvenes difundieron la historia de Ryan a través de la red social Twitter, suscitando una “ola de simpatía y de apoyo”, comenta  Kimberly Morris-Karp, la madre del niño.

En febrero, los médicos les comunicaron que el volumen del tumor de Ryan había duplicado desde el último escaneo, realizado en noviembre de 2011, y que se debía proceder a una nueva operación.

“Lo discutimos en familia y Ryan nos hizo saber que no quería tomar más medicamentos ni someterse a otra operación quirúrgica, por los dolores que todo eso le causaba”, explicó la madre del niño.

Él simplemente quiere terminar sus días haciendo lo que más le gusta, por lo que organizamos unas vacaciones familiares, fuimos a nadar como él lo deseaba y tratamos de hacer todo lo que Ryan quería y podía hacer”, declara la madre del pequeño Ryan.

Twitter ha ayudado enormemente a sus otros dos hijos a enfrentar la situación y les mostró “que la gente es compasiva, mi familia y yo estamos profundamente conmovidos por tanta compasión”, insistió la madre, quien precisó que su hijo carece de cuenta en Twitter e ignora la existencia de la red social. Ryan “es célebre en Twitter, no sólo en América del Norte sino en todo el mundo”, subraya la Sra. Kimberly Morris-Karp.

Deja un comentario