Los hombres no solo piensan en sexo: también en comer y dormir

Los hombres piensan en el sexo cada siete segundos, ¿Cierto o no?. Pues no, según un nuevo estudio los hombres piensan en dormir y comer tanto como en hacer el amor

Se dice comúnmente que los hombres solo piensan en el sexo. pero los estudios científicos muestran que, además de pensar en el sexo, los hombres también piensan muy seguido en la comida y en el sueño. Y las cifras femeninas no son tan diferentes.

Este trabajo, coordinado por la Dra. Terri Fisher, profesora de psicología en la Ohio State University, en EUA, mostró que, en promedio, el número de pensamientos de los jóvenes acerca del sexo se acerca a 19 veces por día. Mientras que las mujeres jóvenes que también participaron del estudio informaron que tenían casi 10 pensamientos sobre el sexo por día.

Pero el hallazgo novedoso, que se publicará en la revista médica Journal of Sex Research, no versa sobre el sexo, sino en otra comprobación: que los varones, en promedio y diariamente, también piensan en comida casi 18 veces al día (¡apenas una vez menos que en sexo!) y en dormir casi 11 veces cada 24 horas.

Por su lado, las mujeres piensan en alimentación y en descanso casi 15 veces y de 8,5 veces por día.

Los participantes de este estudio fueron estudiantes universitarios de la Universidadde Ohio y se comprometieron a llevar un diario de sus pensamientos sobre estas temáticas durante los 7 días de una semana. También se sometieron a una serie de cuestionarios sobre sus percepciones previas a la cantidad de veces que pensaban en sexo, comida o descanso.

La corrección de este estereotipo acerca de la frecuencia de pensamiento en sexo, en hombres y mujeres es importante , ya que es increíble cómo la gente sostiene abiertamente estadísticas falsas sobre que los hombres piensan en el sexo casi constantemente y por lo tanto mucho más a menudo que las mujeres, cuando un hombre escucha una declaración como esa, se podría pensar que hay algo mal con él porque no piensa en sexo todo el día.

En el estudio participaron 163 mujeres y 120 estudiantes universitarios de sexo masculino con edades entre 18 y 25 años. De todos ellos, 59 fueron asignados al azar para seguir el número de pensamientos sobre la comida, el 61 sobre el sueño y 163 sobre sexo.

Los investigadores les explicaron que un momento sobre sexo que debían anotar para la estadística se verificaba con cualquier pensamiento acerca de cualquier aspecto de la sexualidad (actividad sexual, fantasías e imágenes eróticas, las memorias sexuales y cualquier estímulo excitante).

Y para la comida y el sueño, también se les explicó que debían grabar pensamientos sobre la alimentación cuando pensaran en alimentos incluidos, hambre, antojos, comer o cocinar; mientras que los pensamientos sobre el sueño incluían soñar, dormir, siesta, ir a la cama, o necesitar descansar.

Otro punto interesante que reveló el trabajo es que los participantes masculinos registraron entre uno y 388 pensamientos diarios sobre el sexo, en comparación con la gama de pensamientos sobre el sexo femenino que fue de uno a 140 veces al día.

También se reporta un detalle llamativo: no hubo mujeres que reportaran “cero” pensamientos sobre sexo cada día, las mujeres también están pensando acerca de la sexualidad.

Deja un comentario