Lesión en Tendón de Aquiles o Tendinitis Aquílea

La Tendinitis Aquílea es una lesión en el tejido que conecta los músculos gemelos con el hueso del talón. Es una de las lesiones deportivas más comunes por sobreuso: una de cada 10 lesiones en atletismo.

La mayoría de las personas con inflamación en el tendón de Aquiles o Tendinitis Aquílea  una lesión común por sobreuso, se puede recuperar con terapia física únicamente.

La recuperación total demora bastante porque los tendones curan lentamente, pero cumplir una rutina de ejercicios evitaría tratamiento más invasivos, como inyecciones en las articulaciones o cirugía.

Un nuevo estudio  halló que el 80 % de las personas tratadas  con terapia física por Tendinitis Aquílea  durante 3 y 6 meses se recuperaron sin otro tratamiento, aunque algunos desarrollaron nuevos síntomas en los años posteriores.

Otros pacientes  siguieron con dolor u otros síntomas, pero fueron muy leves

La  tendinitis de Aquiles es una lesión en el tejido que conecta los músculos gemelos con el hueso del talón. Es una de las lesiones deportivas más comunes por sobreuso: una de cada 10 lesiones en atletismo.

La terapia física es efectiva, en especial los ejercicios excéntricos, en los que los músculos gemelos se contraen al extenderse, como al parase sobre el antepié y volver a apoyar los talones lentamente.

Una recomendación frecuente es hacer terapia física durante tres meses; si no se recuperan, hay que considerar otras opciones. Pero esta es una recomendación bastante arbitraria, según estudios sobre esa ventana terapéutica,  tres meses es muy poco tiempo para una recuperación total, opinó Karin Gravare Silbernagel, fisioterapista.

Los tendones lesionados necesitan de “carga mecánica”  para curar, indicó Silbernagel, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, y de la University of Delaware, en Estados Unidos.

Si se le da tiempo a la terapia física, muchos pacientes con tendinitis Aquilea mejoraran, indicó Silbernagel,  no deben abandonarse las actividades diarias durante el proceso de recuperación.

El estudio, publicado en American Journal of Sports Medicine, consistió en un seguimiento a cinco años de un grupo pequeño de pacientes.

Tras esos 5 años, el 65 % no tenía síntomas de la lesión original y el 15 %  de los recuperados desarrolló nuevos síntomas.

Lo importante es que el ejercicio es una terapia con la que se puede lograr la recuperación total.

FUENTE: Reuters Health

Deja un comentario