El Tracoma, una infección común en África

El tracoma es una inflamación de la conjuntiva causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, se transmite por ciertas moscas que llegan a alimentarse de secreciones de personas infectadas.

El tracoma es una infección bacteriana del ojo, causado por la bacteria Chlamydia trachomatis.

Esta enfermedad se presenta en todo el mundo, principalmente en zonas rurales de países en desarrollo y afecta con frecuencia a los niños, aunque es posible que las consecuencias de la cicatrización no se observen hasta una edad posterior en la vida. Aunque el tracoma es poco común, ciertas poblaciones marcadas por la pobreza, condiciones de vida en hacinamiento o mala higiene presentan un mayor riesgo de contraer esta enfermedad.

El tracoma se propaga a través del contacto directo con el ojo o nariz infectados, secreciones de la garganta o por el contacto con objetos contaminados, como toallas o prendas de vestir. Además, ciertas moscas pueden transmitir la bacteria

Los síntomas comienzan de 5 a 12 días después de haber estado expuesto a la bacteria. La afección comienza lentamente como una inflamación del tejido que recubre los párpados (conjuntivitis u “ojo rojo”) que, sin tratamiento, puede conducir a cicatrización.

Los síntomas pueden abarcar:

Opacidad de la córnea
Secreción ocular
Inflamación de los ganglios linfáticos justo delante de las orejas
Párpados inflamados
Pestañas invertidas
Un examen ocular puede revelar cicatrización en el interior del párpado superior, enrojecimiento de la parte blanca de los ojos y crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en la córnea.

Se necesitan pruebas de laboratorio para identificar y detectar con precisión la bacteria y diagnosticar el tracoma.

Los antibióticos pueden prevenir las complicaciones a largo plazo si se usan al comienzo de la infección y pueden abarcar eritromicina y doxiciclina. En ciertos casos, puede ser necesaria la cirugía del párpado para prevenir la cicatrización crónica que, si no se corrige, puede conducir a ceguera.

El tratamiento oportuno antes del desarrollo de cicatrización y deformidades de los párpados tiene un excelente pronóstico.

Si los párpados se irritan de manera severa, las pestañas pueden invertirse y rozar la córnea, lo cual puede causar úlceras en los ojos, cicatrices adicionales, pérdida de visión y posiblemente ceguera.

Consulte con el médico si usted o su hijo han estado recientemente en un área del mundo en donde el tracoma es común y hay síntomas de conjuntivitis.

El mejoramiento de las condiciones sanitarias y evitar compartir elementos como toallas son medidas importantes para limitar la propagación del tracoma.

Al Tracoma también se le conoce como: Conjuntivitis granular, oftalmia egipcia;, conjuntivitis de tipo granular.

Actualmente casi seis millones de personas sufren de ceguera provocada por el tracoma, que afecta a las mujeres entre dos y tres veces más que a los hombres, también los niños  son especialmente vulnerables a la enfermedad, el abastecimiento de agua pura puede reducir en 25% las tasas de infección.


Deja un comentario