El aumento de peso es contagioso

Tener amigos con algunos kilos de más puede hacer que tú también subas de peso.

Brian Wansink, autor de más de 100 artículos académicos y libros sobre la conducta alimentaria, ha encontrado que cuando estamos con personas que disfrutan, y que a veces pierden la noción de cuánto y qué tan rápido comen,  existe una tendencia a imitar  la velocidad a la que comen y cuánto comen.

El  estudio publicado en la revista American Journal of Public Health sugiere que la obesidad no se extiende socialmente porque los amigos nos aceptan con el peso que tenemos, sino porque los ambientes para compartir actividades en grupo pueden contribuir al aumento de peso.

Compartir las conductas sociales, tales como comer en restaurantes, cenar en casa con amigos y familiares, probablemente desempeñan un papel más importante en el “efecto amigo” pues la obesidad puede ser una norma social compartida.

Los investigadores entrevistaron a 101 mujeres y 812  amigos y miembros de la familia (tanto hombres como mujeres) y se calculó el índice de masa corporal IMC  para todos en el estudio. Las mujeres al inicio del estudio tenían 2,4 veces más probabilidades de ser obesas si sus amigos eran obesos. Y tenían 3,6 veces más probabilidades de ser obesas si sus amigos más cercanos eran obesos, lo que confirma que la obesidad se propaga en las redes sociales.

El riesgo de desarrollar obesidad aumenta casi 60% cuando algún amigo sufre un drástico incremento de peso. Pero los especialistas dicen  que el “efecto contagioso” fue mayor cuando las personas eran del mismo sexo, pero no cuando tenían proximidad sin amistad.
Si un amigo se vuelve obeso, las posibilidades de tener sobrepeso aumentan a más del 50%. La amistad con gente delgada no ayuda a bajar de peso.

Los esfuerzos para mantenerse en el peso correcto deben centrarse en la promoción de ambientes saludables, practicar deportes en grupo y aumentar el consumo de alimentos sanos.

Algunas recomendaciones incluyen:

• Siéntese con quien coma mas lentamente en la mesa
• Decida cuánto quiere comer antes de la comida
• No se sienta mal por dejar algunos bocados en el plato si ya se siente satisfecho, aunque “se desperdicien”.

Recuerde que tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y algunos tipos de cáncer, entre otras condiciones.


Deja un comentario