¡Cuídese de los desencadenantes de alergia invernal!

En invierno, los factores desencadenantes de alergias más habituales son la presencia en el ambiente de hongos, mohos o levaduras y sus esporas


El invierno puede ser un momento difícil para las personas con alergias, pero pueden tomar medidas para reducir la exposición a los desencadenantes que hay en los lugares cerrados, como las esporas de moho y los ácaros del polvo, según el Dr. William Reisacher, director del Centro de Alergia del Hospital de Nueva York-Presbiteriano y del Centro Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York, en EUA.

Durante el invierno las familias pasan más tiempo en casa, con lo que las personas alérgicas se exponen a los alérgenos e irritantes como los ácaros del polvo, la caspa animal, el humo, los pulverizadores, las sustancias químicas y los gases, cualquiera les puede hacer pasar muy malos ratos, con el alargamiento de la temporada del polen durante los últimos años, las personas con alergias estacionales podrían ver cómo sus síntomas persisten hasta después de los meses de invierno.

Las esporas de moho pueden causar problemas adicionales a los de la alergia al polen, porque el moho aparece en cualquier parte y solo necesita humedad y oxígeno para crecer, durante las vacaciones es muy importante asegurarse de que los árboles de Navidad y las decoraciones festivas estén libres de moho.

Los siguientes consejos pueden ayudar a quienes sufren de alergias durante el invierno:

•Encienda el extractor al ducharse o al cocinar para eliminar el exceso de humedad y los olores de su casa, y limpie sus alfombras con una aspiradora con un filtro HEPA para reducir los ácaros del polvo y los niveles de alérgenos de las mascotas.
•Lávese las manos a menudo, sobre todo después de jugar con las mascotas y cuando regrese a casa después de haber estado en lugares públicos.
•Lave las sábanas y los pijamas con agua caliente (alrededor de 130 Fº [54.4 Cº]) para acabar con los ácaros del polvo.
•Considere su dormitorio como el “lugar seguro” de la alergia dentro de casa. Mantenga a las mascotas, alfombras, tapetes y plantas fuera de su dormitorio para evitar los ácaros del polvo y el moho de las plantas que se están descomponiendo. Es una buena idea colocar una barrera contra los alérgenos alrededor de las almohadas y los colchones para crear una barrera entre los ácaros del polvo y su nariz.
•Antes de poner el árbol de Navidad, rocíelo con una manguera de jardín y quite todo el polvo de las decoraciones festivas.
•Instale filtros de alta eficiencia en la calefacción. Capturan 30 veces más alérgenos. Asegúrese también de que el ventilador de la calefacción siempre está encendido.
•Mantenga el nivel de humedad del interior entre el 30 y el 40% (mediante el uso de un humidificador o deshumidificador) a fin de evitar el crecimiento del moho. Cambie el agua y los filtros del humidificador según las recomendaciones del fabricante para evitar la contaminación con el moho y las bacterias.
•Inspeccione la parte interior y exterior de su casa cada mes para buscar moho que esté a la vista e identificar las zonas que tengan un alto riesgo de formación de moho.

Fuente: NewYork-Presbyterian Hospital

Deja un comentario