Científicos de la UNAM hallan el canal asociado a la detección del dolor

El hallazgo de científicos del Instituto de Fisiología Celular y de la Facultad de Medicina permitirán desarrollar una generación distinta de analgésicos

Los resultados alcanzados por lo investigadores Tamara Rosenbaum Emir, Diana Escalante Alcalde, ambas del Instituto de Fisiología Celular y León Islas Suárez, de la Facultad de Medicina, fueron publicados en la revista Nature Chemical Biology.

Un grupo de médicos y científicos del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, descubrió que el “canal iónico TRPV1”, asociado a la detección del dolor, inflamación, altas temperaturas y algunos irritantes, interactua directamente con el ácido lisofosfatídico el hallazgo puede ayudar al desarrollo de una nueva generación de fármacos analgésicos
La comunidad médica internacional también ha solicitado la presentación del trabajo en el simposio de New and Notable, de la Sociedad Biofísica, que se llevará a cabo en San Diego a finales de febrero, y la publicación de una reseña por el Pain Research Forum, de la Universidad de Harvard.
Los investigadores de la UNAM también aceptaron la colaboración de un equipo similar en la Universidad de Tennessee para desarrollar compuestos que puedan inhibir el dolor. Por casi dos décadas, el LPA se ha asociado a procesos de dolor neuropático, pero poco se sabía de los mecanismos que lo activan.
Los científicos encontraron una ruta directa y cómo actúa la activación del dolor, describieron que el LPA activa el canal, y esto es lo que produce el dolor. Esta molécula aumenta sus niveles ante situaciones patológicas, como las isquemias; el comportamiento del canal iónico TRPV1, puede  explicar el dolor y el modo de tratarlo en padecimientos.


Deja un comentario