5 cambios sencillos para adelgazar

Hacer algunos cambios sencillos en los alimentos que ingerimos todos los días contribuye a perder peso sin esfuerzo.

5 cambios sencillos para adelgazarAdelgazar implica varios factores como la cantidad de calorías que quemamos con la actividad física e intelectual, los alimentos que ingerimos y el número de veces que comemos así como la cantidad que servimos en cada plato.

Hay algunos cambios muy sutiles que contribuyen a adelgazar sin esfuerzo y sin padecer hambre ni antojos.

1.- Cambia la salsa catsup por mostaza.

La mayoría de las marcas de salsa catsup tienen azúcar agregada, sin embargo, la mostaza además de ser muy baja en calorías contiene cúrcuma, un poderoso antioxidante que puede contribuir a prevenir algunos tipos de cáncer.

2.- Canjea los aderezos  “bajos en grasa” por los hecho en casa.

Numerosos aderezos que se anuncian como bajos en grasa cuentan con azúcar. Aunque contenga más calorías, es preferible optar por el aceite de oliva con vinagre balsámico, una pizca de sal de ajo y pimienta para las ensaladas. Aunque el número de calorías sea ligeramente superior el efecto de saciedad durará más tiempo y el cuerpo se beneficiará de los efectos cardioprotectores del aceite de oliva.

3.- Opta por nueces en lugar de galletas.

A la hora de la colación, sobretodo por la tarde, cuando se antoja una galleta, pretzel o panecillo, opta por media taza de nueces. Pueden ser almendras, nueces de la india o cacahuates. Además de ser una excelente fuente de proteínas, contienen grasas que contribuyen a elevar el colesterol bueno (lipoproteínas de alta densidad).

4.- Sustituye el arroz blanco por arroz integral.

El arroz integral tiene un alto contenido de fibra que además de llevar más rápido a la saciedad, contribuye a un buen funcionamiento gastrointestinal.

5.- Prefiere las frutas naturales a las secas.

Las frutas secas tienen una mayor concentración de azúcar que las naturales, por lo que es preferible comer uvas que pasas.

Estos sencillos cambios pueden volverse un hábito que contribuye a bajar de peso o no recuperar el peso perdido.

 

 

 

 

Deja un comentario