20 tips para una cita perfecta!!!!!!

Cosas que debes y no debes hacer para que esa cita sea inolvidable.

Organizar una cita puede ser mas fácil de lo que parece: encontrar el sitio perfecto, acertar con las anécdotas o ganar una que otra sonrisa es una técnica que requiere naturalidad, pero al mismo tiempo, “ligar” en ocasiones puede ser cuestión de estrategia.
Está bien sugerir tomar un trago en vez de una cena para la primera cita, ella también teme que puedas ser aburrido.

Acuerda una hora y no llegues tarde. Manténte relajado y sé tú mismo: no hay nada como dejarse llevar por el momento para crear un velo auténtico de fascinación

Llámala  la tarde del lunes para confirmar la cita si es en jueves.

Dale el número de tu casa y de tu oficina. Si no le das el número de tu casa, ella asumirá que tienes esposa o novia.

Si quieres que tus planes sean una sorpresa para ella, dale por menos una pista de como vestir. No querrás tener una mujer demasiado arreglada y demasiado estresada en un lugar sencillo, y con tacones altos.

Sí!!!! ella sí se dará cuenta si la ubicación del lugar de la cita está convenientemente cerca de tu casa.

No asumas que sólo porque estás saliendo con una bella mujer, ella sabe cuán bien se ve, ella quiere escucharlo de tí.

Los hombres juzgan a las mujeres de acuerdo a si se las pueden imaginar teniendo sexo con ellos; las mujeres juzgan a los hombres de acuerdo a si se los pueden imaginar besándolas. Dientes cuidados y blancos, buen aliento y labios frescos harán que ella esté más dispuesta a besarte.

No le preguntes “¿y qué música te gusta?”. Los últimos 25 chicos le preguntaron eso. Sé original.

A ella le encanta que insistas en pedir postre. Compartir es muy sensual.

Toma la cuenta, mentalmente divídela entre 10, duplica ese número y ponlo como propina. Hazlo rápido pero casualmente. Créeme, ella estará atenta. Si puedes, no dejes menos del 15 por ciento de propina, idealmente el 20, para que no piense que eres codo, a menos de que el servicio de plano haya sido catastrófico, cosa que esperamos no suceda, puesto que la llevas a un lugar que tu ya conoces.

Si toca tu brazo, está interesada; si toca tu pierna, está interesada en esa noche. Si dudas, tómale la mano.

Muy pequeños gestos de protección dejan huella y demuestran que eres un caballero: ofrécele tu brazo al subir un escalón. Ella advertirá si esperas a que esté segura en su auto o en su casa antes de irte.

Ella sola debe darse cuenta de tus cualidades, no es necesario que te hagas mucha publicidad. Nadie tolera a un “yoyero”. 

Ella espera que sepas el color de sus ojos para la siguiente cita.

Las mujeres necesitan impulso. Sin éste, ellas pierden el interés o se preguntan si tú lo tienes. Impulso = un mínimo de una cita a la semana, más un par de llamadas telefónicas entre cada cita.

Ella sabe que cuando la invitas a comer o a ver una película en TU casa, es el código de “esta noche lo hacemos”. No lo hagas antes de percibir que ella está lista para “eso”.

La cuarta cita debe ser un viernes o sábado. De otro modo, ella se preguntará a quién más estás viendo.

Cuando lleguen a algo más íntimo, llámala al día siguiente. De otro modo, se sentirá engañada y usada.

No digas “te llamaré” si no tienes intenciones de hacerlo. Ella preferiría que no digas nada.  Suerte!!!!!!

Deja un comentario