¿Existe la memoria perfecta? = Hipertimesia

La memoria es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar información. Surge como resultado de las conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas, lo que crea redes neuronales (la llamada potenciación a largo plazo).

Tener buena memoria es una facultad positiva y deseable: es fundamental para el estudio, una buena herramienta en el trabajo y, además, nos sirve de experiencia para no cometer repetidamente los mismos errores.

Es inevitable que con el paso del tiempo, de todos los recuerdos y la información acumulada en nuestro cerebro, se produzca una selección o deformación de la memoria: mantenemos muchos, unos los olvidamos por dolorosos o irrelevantes, e idealizamos otros. Sin embargo existen casos extremos y excepcionales de memoria fotográfica: recordar exacta y ordenadamente, apenas sin margen de error, todos y cada uno de los acontecimientos de una vida; que pasó, que se hizo, lo que se comió, lo que se leyó, olores, sabores, colores, todo lo que constituye la experiencia vital de una persona, recordada minuto a minuto de todos los años de vida. Quién esto sufre, está afectado de  hipertimesia, hipermnesia o “memoria”autobiográfica superior”.

Este don, enfermedad o maldición, del que se desconocen las causas y afecta a escasas personas en el mundo, es el que sufre Louise Owen, una mujer estadounidense de 37 años de profesión violinista: recuerda cada instante de su vida desde que tenía 11 años. Louis Owen es capaz de recordar cada momento y cada detalle de su vida de los últimos 25 años. Y no sólo aquello que se refiere a su propia experiencia, sino acontecimientos históricos que sucedieron durante ese mismo período. Uno puede elegir cualquier fecha entre hoy y 1974 y ella dirá de qué día de la semana se trataba, cuál era el estado del tiempo, qué era lo que ella hizo ese día y si algo de importancia sucedió en esa misma jornada.

De entre los excepcionales casos conocidos y estudiados de afectados de hipertimesia, hipermnesia  o “memoria autobiográfica superior”, además del reciente caso de Louise Owen, destacan otros tres pacientes:

Solomon Shereshevsky: Reportero ruso, quien fue estudiado a lo largo de treinta años por el famoso neuropsicólogo Alexander Luria, señaló que para sobrellevar este trastorno tuvo que recurrir a diferentes trucos para hacer su vida más llevadera. Uno de ellos era imaginarse una pizarra, donde colocaba todos sus recuerdos, que borraba a continuación, intentando eliminarlos así.

Brad Williams: Es un hombre de 52 años de edad,de Wisconsin (Estados Unidos) cuya memoria le permite recordar cualquier evento noticioso así como experiencias vividas en el pasado, destacando también su capacidad para recordar las fechas exactas de los hechos e incluso el clima que había en esos momentos. Este don le ha otorgado el apodo de “Hombre Google”, pues el compitió con el buscador Google para el documental titulado Inolvidable (Unforgettable en inglés) contestando 20 preguntas, 18 de manera correcta en 11 minutos menos que el buscador.


Deja un comentario