Trastorno por déficit de atención en adultos

El trastorno por déficit de atención hace referencia a la alteración causada por la deficiencia de las actividades de orientación, selección y mantenimiento de la atención.

Durante mucho tiempo se pensó que los niños superaban el trastorno por déficit de atención al llegar a la adolescencia, sin embargo, hasta un 70 % de los niños que presentaban TDA en la infancia continúan teniendo dificultades en la vida adulta.

Usualmente cuando son adultos tienen muchos problemas relacionados con mantener la atención, se distraen con facilidad incluso cuando quieren estar atentos en una tarea, muchas veces no recuerdan lo que acaban de leer o escuchar, tienen dificultad para organizar sus ideas y suelen ser muy olvidadizos sobre aquello que han de hacer. Estos y otros problemas relacionados, pueden llegar a crear grandes dificultades a las personas en sus actividades laborales, en sus relaciones sociales y familiares, y en su papel como padres.

Muchos adultos con TDA son muy inteligentes, creativos, personas fácilmente queridas, y capaces de hacer muchas cosas admirables.

El término “TDA en adultos”  tiene la virtud de poner nombre a un problema muchas veces invisible, así como diferenciar el problema de otros más serios.

El problema de la falta de atención sin hiperactividad está sub-diagnosticado. Además, muchos adultos con problemas atencionales nunca fueron diagnosticados en la infancia o, peor aún, fueron marcados de manera ofensiva.
Muchos adultos se benefician del entrenamiento que les ayuda a desarrollar habilidades para mejorar sus relaciones laborales y sociales.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es el término por el cual se conoce un síndrome caracterizado por tres síntomas nucleares de trastornos como son la inatención, la hiperactividad y la impulsividad, los cuales no siempre tienen que estar presentes de manera conjunta.

Hoy se considera que el TDA puede ser uno de los trastornos psiquiátricos no diagnosticados más comunes en los adultos. El diagnóstico de TDA en el adulto se basa especialmente en el antecedente de TDAH en la infancia. .

Los adultos presentan una variedad aún más complicada de trastornos psiquiátricos que los niños, como un mayor riesgo de problemas derivados del consumo de sustancias tóxicas, depresión, ansiedad, mayor riesgo de accidentes de tráfico, así como de contraer enfermedades de transmisión sexual. Se debe tomar en cuenta que el adulto, desde su niñez, ha debido crear mecanismos y recursos para así compensar su déficit de atención y poder ser funcional en su vida académica y laboral, a costa de gran un gran esfuerzo.


Deja un comentario