“Síndrome de piel tostada” causada por asientos de auto

Se conoce como eritema, a la inflamación superficial localizada de la piel o las mucosas, generalmente acompañada con enrojecimiento

Los dermatólogos advierten que una exposición prolongada a la calefacción del auto y al roce en los asientos puede provocar una condición llamada “síndrome de la piel tostada”.

El síndrome de la piel tostada puede ser feo, pero no es grave, el Dr. Brian Adams, dermatólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati, en Ohio EUA, comenta que es necesario evitar una prolongada y estrecha yuxtaposición de la parte inferior de las piernas en la parte más caliente de los asientos.

El síndrome de la piel tostada, conocido como eritema ab igne, es causado por la exposición al calor, aunque no llega a ser una quemadura.

Se han registrado algunos casos de personas quemadas por problemas en los calentadores de los asientos, en el estudio una mujer de 67 años desarrolló unas líneas rojas entrecruzadas en la parte posterior de sus piernas, que describió como “manchas reticuladas marrones”, el patrón de las marcas coincidía con las partes de su pierna que hicieron contacto con el asiento. Las imágenes mostraron que su pierna izquierda, que era la que quedaba fija sobre el tapizado, tenía más decoloración que la derecha, que usaba para pisar los pedales.

A lo largo del invierno, la mujer prendió el calentador de su asiento durante 130 viajes de 45 minutos cada uno y otros 10 viajes de dos horas, en ocasiones la gente no hace la conexión entre el sarpullido y la exposición, pero en base al patrón uno puede descifrar que seguramente es por el calor.

El tratamiento es simple: evitar el contacto con la fuente de calor, con el tiempo la piel tostada desaparece, pero la decoloración puede durar varios meses. Un problema causado por la piel tostada es que, dado que puede imitar otras condiciones, el síndrome puede conducir a pruebas innecesarias si no se diagnostica correctamente.


Deja un comentario