Molestias estomacales de niños son tratables con hipnosis

Muchas afecciones diferentes pueden causar dolor abdominal, la clave está en saber cuándo se debe buscar atención médica inmediata

Un pequeño estudio encabezado por Arine M. Vlieger, del Department of Paediatrics, St Antonius Hospital, Nieuwegein en Holanda, reveló que en un grupo de niños con trastornos estomacales, como dolor abdominal funcional o colon irritable, quienes fueron tratados con seis sesiones de hipnosis y “autohipnosis” en el hogar no sufrieron recaídas durante cinco años.

Más de dos tercios de los niños no tenían o casi no sentían dolor abdominal, comparado con el 20%  de los niños que habían recibido la terapia tradicional, los resultados del estudio se publicaron en la revista American Journal of Gastroenterology.

En medicina, la hipnosis se usa para que una persona pueda crear imágenes relajantes en su mente y, así, aliviar síntomas como dolor y ansiedad, con la hipnoterapia “orientada a los intestinos” se sugieren imágenes que ayudan a normalizar la función intestinal, como la de un río que fluye suavemente.

El dolor abdominal funcional, que afecta a hasta el 20%  de los niños, es un malestar estomacal continuo que no se puede adjudicar a un trastorno. El síndrome del colon irritable, en cambio, también produce dolor, pero junto con ataques de constipación, diarrea o ambos.

Los cambios alimentarios, los analgésicos o el aumento del consumo de fibra suelen ser suficientes para aliviar los síntomas de ambos trastornos, cuando fallan, se indica la terapia cognitiva conductual para corregir los pensamientos y las conductas que favorecen la enfermedad.

Los nuevos resultados son importantes porque sugieren que la hipnosis brindaría alivio por más tiempo, ya que tiene efectos de corto plazo, entre seis meses y un año, y se espera que los pacientes dominen la técnica y la practiquen de por vida.

Los resultados surgen de 52 niños y adolescentes que, al azar, recibieron hipnoterapia orientada a los intestinos o el tratamiento convencional, como cambios alimentarios y fibra (grupo control). El grupo tratado con hipnosis concurrió a seis sesiones con un terapeuta y recibió un CD para practicar autohipnosis en el hogar, a los cinco años, el 68%  de ese grupo continuaba sin dolor abdominal, comparado con el 20%  del grupo control. La hipnosis también alivió otros síntomas, como la distensión abdominal y los problemas intestinales.

El equipo está desarrollando un CD para facilitar el acceso a la hipnoterapia.

Fuente: American Journal of Gastroenterology

Deja un comentario