¿Qué causa el cólico en los bebés?

Un cólico ocurre en casi todos los bebés en grados variables

Los médicos no entienden claramente por qué algunos bebés lloran en exceso y otros no, un estudio reciente sugiere que las bacterias intestinales anormales pueden desempeñar un papel importante.

La investigación identificó una “firma” bacteriana en los intestinos de los bebés con cólico, un término que describe a los bebés que lloran durante más de tres horas al día sin una razón médica.

La investigación encontro que en las primeras semanas de vida, los bebés con cólico tenían un mayor número de bacterias de un grupo llamado Proteobacteria en los intestinos en comparación con los bebés sin cólico. Proteobacteria incluyen bacterias que producen gas, lo que puede causar dolor y llanto en los bebés, comenta la investigadora Carolina de Weerth de la Universidad de Radboud Nijmegen en los Países Bajos.

Los bebés con cólico también tuvieron un menor número de bacterias y lactobacilos, los miembros de estos grupos pueden tener efectos anti-inflamatorios, lo que puede reducir la inflamación intestinal y el dolor.

El estudio muestra que, en algunos casos las alteraciones en la temprana colonización de los intestinos infantil puede llevar a un cólico.

El estudio examinó a 12 niños y 12 bebés con cólicos normales, revisando las muestras de heces desde el nacimiento hasta que los bebés cumplieron 100 días de edad. Los investigadores eligieron estos 24 bebés de un grupo más grande, ya que, a las 6 semanas, mostraron los niveles más altos o más bajos de llanto diario.

Los investigadores utilizaron la tecnología de secuenciación de ADN para analizar muestras de heces para la presencia de más de 1.000 diferentes tipos de bacterias, los resultados mostraron que las bacterias eran más lentas para colonizar los intestinos de los bebés con cólicos en comparación con los bebés normales.

Algunos bebés con cólico, por ejemplo, tienen problemas de reflujo gástrico o acidez estomacal, además, las emociones como el miedo y la excitación pueden llevar a síntomas de cólico en los bebés. Los resultados del estudio se publicaron en la revista Pediatrics.

Deja un comentario