Inyecciones de cortisona pueden producir necrosis

9 agosto, 2012
Los efectos secundarios de los corticoides pueden aparecer por el uso continuado de dosis elevadas del fármaco o tras la supresión después de que se haya empleado durante largos periodos de tiempo sin pautas de descanso

Las inyecciones locales de preparación de corticoides pueden tener complicaciones sépticas y asépticas serias, según una nueva revisión realizada por el Prof. Christian Holland.

Un comité de expertos en demandas por negligencia médica de la Asociación Médica de Renania del Norte, en Düsseldorf, Alemania examinó 1.528 casos de supuestos errores de tratamiento en relación con las inyecciones, identificando 278 casos en los que las complicaciones surgieron después de las inyecciones locales de glucocorticosteroides en sitios intra-articulares , paravertebrales, intramusculares y otros.

El comité encontró que en el 39,6% de los casos, se trataba de errores de tratamiento o errores de información del paciente. Los errores incluían no mantener una técnica aséptica, inyecciones realizadas en ausencia de una indicación apropiada, intervalos de tiempo entre las inyecciones que eran demasiado cortos; la administración de dosis excesivas, infecciones no diagnosticadas; inyecciones erróneas; que los pacientes no tenían información de los riesgos, y que había errores de organización y documentación.

Los autores concluyen que las inyecciones de los glucocorticosteroides deben realizarse con adherencia estricta a las instrucciones del fabricante con respecto a la composición de la solución a inyectar, la cantidad por inyección, y los intervalos entre las inyecciones, ya que las inyecciones repetidas con muy poco tiempo entre ellas elevan el riesgo de infección, especialmente cuando se decide sobre la indicación de inyecciones paravertebrales.

Cuando los glucocorticosteroides se inyectan en pequeñas articulaciones y los espacios de los tendones, se debe evitar la introducción de cristales en el tejido subcutáneo y el tejido adiposo. También se debe evitar la administración intramuscular de glucocorticosteroides de depósito. El estudio fue publicado en la revista Deutsches Ärzteblatt Internacional.

Cada vez que se determina que un paciente no ha dado su consentimiento jurídicamente válido e informado para una inyección, el médico es responsable de cualquiera y todas las consecuencias adversas de la inyección para la salud del paciente, concluye el Prof. Holland, el artículo tiene la intención de darles a los médicos lectores una base de conocimientos adecuada con el fin de ayudarles a evitar este tipo de situaciones médico-legales difíciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Calcula tu Índice de Masa Corporal Calcula tu fecha estimada de parto
Índice de enfermedades
El rincon de las consultas