Habla con tus hijos

hablar con adolescentes

Sí sirve hablar con tus hijos adolescentes. Les ayuda a tomar mejores decisiones.

Habla con tus hijos aunque parezca que no te escuchan y no están de acuerdo con lo que les dices.

Sí sirve hablar con los adolescentes. Si crees que lo que le dices a tus hijos adolescentes les entra por un oído y les sale por otro, tengo el gusto de decirte que no es así.

Los adolescentes que saben que sus padres no están de acuerdo que tomen bebidas alcohólicas son menos propensos a conducir en estado de ebriedad cuando son adultos jóvenes. Así lo revele un estudio publicado en la revista Pediatrics.

La investigación incluyeo a 2 mil 800 adolescentes a los que siguieron durante siete años. Al llegar a tercero de preparatoria, el equivalente al 12 vo grado en los Estados Unidos, 42 por ciento habían ingerido bebidas alcohólicas y 25% se emborracharon por lo menos en una ocasión.

Dos años después los que se emborracharon fueron seis veces más propensos a manejar bajo la influencia de alcohol que aquellos que bebieron moderadamente mientras estaban en la preparatoria.

Además encontraron que los adolescentes que en estado de ebriedad tienen una tendencia 12 veces mayor a subirse en un auto conducido por una persona que ha bebido.

Resulta también que los adolescentes que sabían que sus padres desaprobaban el hecho de que ingieran bebidas alcohólicas tuvieron una tendencia mucho menor a manejar bajo la influencia del alcohol al llegar a la edad adulta.

Los investigadores concluyeron que hablar con los hijos adolescentes y mantener abierto un canal de comunicación con ellos no solo ayuda a evitar que caigan en adicciones en su juventud, sino que contribuye a que tengan conductas más sensatas cuando llegan a la edad adulta y deben comenzar a tomar decisiones por ellos mismos.

Aunque parezca que tus hijos adolescentes no te hacen caso cuando les das los consejos de vida y “te tiren al loco”, tus palabras sí surten efecto en su cerebro y cuando llega el momento de tomar una mala decisión recuerdan tus consejos por más absurdos que les hayan parecido cuando los diste.

Habla con tus hijos, observa su comportamiento y si ves algo anormal no dudes en consultar a un especialista en salud mental… podría ser la diferencia para salvar su vida.

Te puede interesar: ¿Es bueno “enseñar a tus hijos a beber”?

Deja un comentario