Estatinas reducen el riesgo de cáncer prostático

Las estatinas son un grupo de fármacos usados para disminuir el colesterol en sus distintas formas, en pacientes que lo tienen elevado

En un nuevo estudio a cargo del Dr. Stephen Marcella, de la University of Medicine and Dentistry de Nueva Jersey, EUA, sobre hombres de mediana edad, el uso de fármacos para bajar el colesterol estuvo asociado con una reducción del riesgo de morir por cáncer de próstata.

Esto no prueba que las estatinas protejan del cáncer fatal. Pero sí coincide con estudios previos que han sugerido que controlar el colesterol permite reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los pacientes toman estos medicamentos por el corazón, pero también le estarían haciendo bien a la próstata, comenta el Dr. Marcella, si un hombre duda de tomar una estatina para el corazón, aquí tendría otro beneficios potencial para hacerlo.

El equipo del Dr. Marcella reunió las historias clínicas de 380 hombres que habían fallecido por cáncer de próstata y de 380 varones de la misma edad y etnia, pero sin el cáncer o con una forma no letal.

La mayoría era de etnia caucásica y tenía entre 65 y 70 años. Uno de cada cuatro había usado una estatina.

Los investigadores descubrieron que las víctimas del cáncer prostático eran una 50 % menos propensas a haber tomado una estatina alguna vez que el grupo de control.

Al considerar factores como el sobrepeso, otras enfermedades y medicamentos utilizados, los pacientes con cáncer de próstata letal eran un 63 %  menos propenso a haber tomado una estatina, según publican los autores en la revista Cancer.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, a uno de cada seis hombres se le diagnosticará cáncer prostático en algún momento de su vida y uno de cada 36 morirá por la enfermedad.

El Dr. Stephen Freedland, del Centro Médico de Duke University, en Durham, explicó que las estatinas protegerían del cáncer prostático letal a través de sus efectos sobre el colesterol, que es un “nutriente clave” de las células tumorales.

Fuente: Revista Cancer 

Deja un comentario