Eliminación del vello en las zonas íntimas favorece infecciones

Una de las zonas más demandadas por hombres y mujeres para la realización de la depilación son las zonas íntimas

La Dra. Emily Gibson, directora del centro de salud de la Western Washington University, escribió una columna titulada “Guerra contra el vello público”, que incita a ponerle fin a la depilación del vello púbico.

Para la Dra. Gibson, la depilación es en un intento equivocado de higiene o de querer resultar más atractivo, ella afirma que la eliminación de los vellos en la zona genital causa irritación e inflamación, lo que la convierte en un caldo de cultivo para las bacterias, actualmente los cirujanos ya no afeitan las zonas genitales que van a operar, ya que descubrieron que retirar los vellos no disminuye la posibilidad de infecciones.

Los vellos que crecen en la zona genital tienen una función protectora: atenúan la fricción, que puede provocar abrasión en la piel y lesiones, y protegen contra las bacterias y otros patógenos indeseados.

La función del vello púbico es protectora, impide que se produzcan heridas por fricción, pues cuando hay actividad sexual, el roce puede provocar rozaduras y tiene un factor protector en ese sentido, se recomienda a las mujeres que continúen depilándose de la forma tradicional, solamente eliminando los vellos que sobresalen del bikini.

Deja un comentario