El Trastorno de Estrés Postraumático

14 abril, 2011
El trastorno por estrés postraumático o TEPT es un trastorno mental clasificado dentro del grupo de los trastornos de ansiedad

El Trastorno de Estrés Postraumático es un tipo de trastorno de ansiedad que puede ocurrir después de que  ha observado o experimentado un hecho traumático que involucra una amenaza de lesión o de muerte.

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) se puede presentar inmediatamente después de un trauma mayor o tardar más de 6 meses después del acontecimiento. Cuando se presenta inmediatamente después del trauma, por lo general mejora después de tres meses; sin embargo, algunas personas tienen una forma más prolongada de la enfermedad que puede durar por muchos años.

El trastorno de estrés postraumático puede ocurrir a cualquier edad y aparecer luego de un desastre natural como una inundación, un incendio, una guerra, un encarcelamiento, un asalto, maltrato familiar o violación. Estos tipos de acontecimientos pueden producir estrés en cualquier persona, pero no todas sufren este trastorno.

La causa del trastorno de estrés postraumático se desconoce, pero hay factores psicológicos, genéticos, físicos y sociales involucrados. El trastorno de estrés postraumático cambia la respuesta del cuerpo al estrés. Éste afecta las hormonas del estrés y los químicos que transmiten información entre los nervios (neurotransmisores). El hecho de haber estado expuesto a un trauma en el pasado puede incrementar el riesgo de este trastorno.

Tener un buen apoyo social ayuda a proteger contra este trastorno. La personas con trastorno de estrés postraumático experimentan de nuevo el hecho una y otra vez en al menos una de varias formas. Pueden tener sueños y recuerdos atemorizantes del acontecimiento, sensación de estar pasando por la experiencia nuevamente (reviviscencia) o tornarse muy perturbadas durante los aniversarios del evento.

Los síntomas del trastorno de estrés postraumático se clasifican en tres categorías principales:

1. “Reviviscencia” repetitiva del evento, lo cual perturba las actividades diarias

  • Episodios de reviviscencias, en donde el evento parece estar sucediendo de nuevo una y otra vez
  • Recuerdos reiterativos y angustiantes de la situación
  • Sueños repetitivos con la situación
  • Reacciones físicas a situaciones que le recuerdan el evento traumático

2. Evasión

  • “Insensibilidad” emocional o sentimiento de que a usted nada le importa
  • Sentimientos de despreocupación e indiferencia
  • Incapacidad para recordar aspectos importantes del trauma
  • Falta de interés en las actividades normales
  • Menos expresión de estados de ánimo
  • Aislamiento de las personas, lugares u objetos que hacen recordar el evento
  • Sensación de un futuro incierto

3. Excitación

  • Dificultad para concentrarse
  • Respuesta exagerada a los estímulos que causan sobresalto
  • Conciencia excesiva (hipervigilancia)
  • Irritabilidad o ataques de ira
  • Dificultades para dormir
  • También podría tener sentimientos de culpa acerca del hecho (incluyendo “culpa del sobreviviente”) y los siguientes síntomas que son característicos : ansiedad, estrés y tensión
  • Agitación o excitabilidad
  • Mareo
  • Desmayo
  • Sensación de latidos del corazón en el pecho (palpitaciones)
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Palidez

No existen exámenes clínicos que puedan realizarse para diagnosticar el trastorno de estrés postraumático. El diagnóstico se hace sobre la base de un cierto grupo de síntomas que continúan después de haber experimentado un trauma extremo. El médico realizará exámenes físicos y psiquiátricos para descartar otras enfermedades.

El tratamiento está orientado a la reducción de los síntomas, estimulándolo para que recuerde el hecho, exprese sus sentimientos y adquiera algún sentido de control sobre la experiencia. En algunos casos, el hecho de expresar la aflicción ayuda a completar el proceso necesario de duelo. Los grupos de apoyo, donde las personas que han tenido experiencias similares comparten sus sentimientos, son muy útiles.

Es posible que las personas con Trastorno de Estrés Postraumático necesiten tratamiento para la depresión, el consumo de alcohol o sustancias o problemas de salud conexos, antes de abordar los síntomas de dicho trastorno. La psicoterapia conductista se emplea para tratar los síntomas de evasión, lo cual puede incluir exposición al objeto que desencadena sus síntomas, hasta que usted se acostumbre a él y deje de evitarlo (esto se denomina técnica de inundación y exposición gradual).

Los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso pueden ayudar a reducir la ansiedad y otros síntomas de este trastorno. Los antidepresivos, incluyendo los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, como la  fluoxetina, pueden ser efectivos para tratar el trastorno de estrés postraumático.

Las complicaciones que se pueden presentar son: Alcoholismo, La depresión, la ansiedad y el miedo a las cosas que usualmente no son atemorizantes para otras personas (fobia) pueden ser parte de este trastorno, drogadicción.

Busque ayuda inmediatamente acudiendo a la sala de urgencias o llamando al número local de emergencias si usted: Se siente abrumado por la culpa, es impulsivo, está pensando en hacerse daño a sí mismo, es incapaz de refrenar el comportamiento, tiene otros síntomas muy angustiantes de trastorno de estrés postraumático

También puede consultar con el médico para solicitar ayuda con problemas continuos como pensamientos recurrentes, irritabilidad y problemas con el sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Calcula tu Índice de Masa Corporal Calcula tu fecha estimada de parto
Índice de enfermedades
El rincon de las consultas