Como no abandonar el ejercicio en el fin de año

El ejercicio físico puede combinarse con los festejos de fin de año con un poco de fuerza de voluntad.

Llega la temporada en que las clases de yoga se cancelan, los gimnasios cierran por vacaciones, así que hay que intentar evitar las consecuencias de las celebraciones de fin de año sobre el bienestar físico y crear un plan de actividad y cumplirlo, sugieren los expertos.

Asegúrese de tener una rutina a mano, comenta la instructora Stacey Lei Krauss, de Colorado, EUA, Algo que no necesite aparatos y pueda hacerse en espacios reducidos, especialmente si no se tiene acceso fácil a un gimnasio durante las vacaciones.

Stacey Lei Krauss, quien creó un DVD de ejercicios llamado “Willpower and Grace”, afirma que estas son cuestiones que solemos abandonar por pasar más tiempo con la familia y los amigos durante la temporada de fiestas, es esperable. Se trata de tiempo con la familia; pero regresar a uno mismo también es importante, el poder del deseo lleva a la autoconfianza. El poder del deseo es autocontrol: la capacidad de manejarse a uno mismo, más allá de lo que esté sucediendo alrededor.

Por ello, cuando vaya a casa de sus padres para las fiestas de fin de año, cumpla con su salida matutina a correr y evite el enorme desayuno familiar.

Su madre dirá ‘Ay, ¿necesitas ejercitar ahora?’ y usted dirá ‘Sí'”,  pues “necesitamos mantener lo que funciona para nosotros”.

Beber mucha agua. Hacer ejercicio aeróbico permite oxigenarnos adecuadamente, lo que nos mantiene alertas, por lo que la fatiga emocional no se establecerá tan rápidamente; además mantenerse activo en la mañana es muy útil.

Hay que hacer por lo menos una caminata de 20 minutos cada día, incluso si las exigencias de la familia y la temporada minan contra las mejores intenciones de entrenamiento, es posible seguir un estilo de vida saludable.

También se puede hacer el ejercicio de cambiar la mentalidad de todo o nada. Muchas veces, cuando no vamos a tener el tiempo suficiente para hacer la rutina deportiva completa, optamos por abortarla. La realidad es que aunque no hagamos todo el ejercicio que acostumbramos, es mejor hacer poco que nada y de esta manera podremos disfrutar de las fiestas sin sacrificar por completo la actividad deportiva.

Deja un comentario