Uno de cada diez hombres sufre depresión postparto

Ellos beben, trabajan y van a ver deportes más de lo habitual y también permanecen más en soledad. Aproximadamente un 10% de los padres primerizos padecen determinados síntomas que corresponden a la depresión postparto

El 10% de los padres recientes sufren depresión posparto, síndrome cuyos síntomas en algunos casos comenzaron a manifestarse inclusive antes del alumbramiento, es el resultado de 43 estudios, en los cuales participaron 28 mil personas, el estudio fue realizado por profesionales de la facultad de Medicina de la Universidad del Este de Virginia, en Estados Unidos.

Las conclusiones de la experiencia se integran a la edición de The Journal of the American Medical Association, los científicos remarcaron que el “período crítico” se ubica entre los tres y seis meses posteriores a la llegada del nuevo hijo.

Por definición la depresión posparto es un trastorno grave que afecta a entre el 8% y el 20% de las mujeres después de que el bebé nace, especialmente durante las primeras cuatro semanas de “convivencia” con el bebe.

En algunos casos estos cuadros requieren atención médica debido a la imposibilidad de la mamá de conectarse con su bebe, e incluso como consecuencia del desgano, la angustia y los sentimientos de culpa que muchas de ellas experimentan.

Si bien durante años se creyó que se trataba de una patología exclusiva de las mujeres, hace ya algún tiempo se comenzó a hablar de la depresión posparto masculina. Más aún: diversos estudios han demostrado que el porcentaje de hombres que la sufren es casi igual al de las mujeres.

La investigación realizada por los profesionales de la Universidad del Este de Virginia demostró que ambos progenitores pueden padecerla “en conjunto” siendo mucho más frecuente la depresión posparto en el sexo masculino cuando sus parejas tienen este síndrome. La raíz de esta relación causa-efecto entre ambas partes puede hallarse en los nuevos roles familiares, de acuerdo a los cuales los hombres muchas veces sienten que “pierden” su rol de protectores, proveedores y en definitiva hombres de la casa, frente a sus mujeres que ya no sólo se dedican a ser madres sino que además trabajan, se ocupan de la casa y tienen una agitada vida social.

Los investigadores del estudio comentan, no saber si la cifra de prevalencia de la depresión posparto en hombres obtenida 10 % es ajustada o si corresponde estrictamente a la realidad porque muchas veces esta patología está subdiagnosticada; pero los resultados de esta experiencia tienen que servir como una llamada de atención para que los médicos sean cautelosos y, en caso de ver signos de esta patología en las mujeres, lleven a cabo una consulta también con los varones para saber qué es lo que está ocurriendo en esa pareja.

Esto es sumamente importante porque los primeros días, semanas y meses de vida de un niño son vitales para la construcción del vínculo con cada uno de sus progenitores, a fin de prevenir el desarrollo de problemas emocionales que puedan afectarlo a futuro.


Deja un comentario