Un tercio de Europa sufre problemas de salud mental

Los trastornos mentales abarcan una amplia gama de problemas que incluyen
ansiedad, trastorno bipolar, depresión, trastornos de la personalidad, trastornos psicóticos, como la esquizofrenia

El mayor estudio que se ha llevado en Europa sobre la salud mental, con datos de 30 países, afirma que 38% de la población, unos 164 millones de personas, sufre algún trastorno de salud mental. La investigación del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, revela que los trastornos mentales se han convertido en “el mayor desafío de salud” que enfrenta la región, y muchos de estos trastornos, afirman los investigadores, no están siendo tratados.

El estudio , llevado a cabo en los países de la Unión Europea, Suiza, Islandia y Noruega, involucró en total a 514 millones de personas de todos los grupos de edad.

Y no sólo se analizaron problemas como depresión, ansiedad e insomnio, sino también enfermedades neurológicas, como demencia, y abuso de sustancias.

Los resultados mostraron que los problemas más comunes son los trastornos de ansiedad (14%), insomnio (7%), depresión grave (6,9%), y demencia (5,4%).

Las tasas de esta enfermedad, sin embargo, varían sustancialmente ya que entre la población de entre 60 y 65 años es de 1% y entre los mayores de 85 años es de 30%.

En el grupo de niños y adolescentes (entre 2 y 17 años de edad) se encontró una incidencia de 5% en el trastorno de déficit de atención por hiperactividad (TDAH).

Tal como señala el Dr. Hans-Ulrich Wittchen, quien dirigió el estudio, la carga de trastornos mentales a lo largo de todos los países europeos es muy similar, pero se encontraron algunas diferencias entre los géneros.

Por ejemplo, los hombres tienen más tendencia de desarrollar alcoholismo, pero las mujeres tienen más riesgo, el doble, de sufrir depresión.

La depresión ataca a las mujeres en números mucho más grandes que a los hombres entre las edades de 16 y 42 años, comenta el Dr. Wittchen.

Se ha visto que los episodios depresivos en las mujeres se han duplicado desde los años 70.

La mayoría de los casos ocurren en los años reproductivos de la mujer, el incremento en la depresión puede deberse al cambio en los patrones sociales: la responsabilidad de cuidar a los hijos, la familia y mantener un empleo.

El matrimonio parece reducir el riesgo de depresión entre los hombres, pero lo incrementa en las mujeres, en las mujeres vemos estas tasas increíblemente altas de episodios depresivos que ocurren cuando tienen a sus bebés, cuando están cuidando a sus hijos, cuando tienen que enfrentar la doble responsabilidad de cuidar un empleo y una familia.

Actualmente, dice el informe, sólo un 30% de todos los casos reciben tratamiento, y muchos de estos experimentan retrasos considerables de varios años y rara vez son terapias apropiadas y modernas.

La investigación encontró que además de las cifras hay muchos millones de pacientes en Europa que sufren trastornos neurológicos resultado de un derrame cerebral, lesiones cerebrales traumáticas, enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple.

El estudio concluye que el diagnóstico temprano y tratamiento de las enfermedades mentales es importante porque se están convirtiendo en una carga mucho más grande para la sociedad que cualquier otro grupo de enfermedades.

Las enfermedades mentales frecuentemente comienzan en los primeros años de la vida y por eso tienen un fuerte impacto maligno posteriormente, debemos reconocer que sólo con tratamientos tempranos dirigidos a los jóvenes se puede prevenir efectivamente el riesgo de una proporción cada vez más grande de pacientes severamente enfermos en el futuro.

Según la Organización Mundial de la Salud, actualmente más de 450 millones de personas viven con algún trastorno o discapacidad mental y la mayoría de éstas viven en los países en desarrollo.

Deja un comentario