Un nuevo software podría ayudar a predecir un parto difícil

El proceso del parto natural se categoriza en tres fases: el borramiento y dilatación del cuello uterino, el descenso y nacimiento del bebé y el alumbramiento de la placenta

Un nuevo tipo de simulación por computadora puede predecir si una mujer embarazada tendrá un parto difícil, informan investigadores.

El canal de parto de una mujer es curvo y no mucho más ancho que la cabeza del bebé, lo que significa que el bebé tiene que desplazarse por el canal mediante una secuencia específica de movimientos. Cualquier problema en esos movimientos, por ejemplo si la cabeza está en la posición incorrecta en el momento incorrecto, puede resultar en un parto difícil.

El nuevo software “Predibirth” se utilizó para procesar IRM de 24 mujeres embarazadas. Esto produjo una reconstrucción tridimensional tanto de la pelvis como del feto en cada mujer junto con 72 trayectorias posibles para la cabeza del bebé a través del canal de parto.

El programa de software proveyó una puntuación para las probabilidades de un parto normal en cada madre, según estas simulaciones.

Las trece mujeres que tuvieron parto normales habían recibido puntuaciones altamente favorables del simulador, las tres mujeres que se hicieron cesáreas electivas fueron calificadas con un riesgo alto de parto difícil, las cinco mujeres que tuvieron cesáreas de emergencia tuvieron puntuaciones levemente favorables, favorables o de alto riesgo, y las tres mujeres que tuvieron un parto por extracción al vacío tuvieron puntuaciones ligeramente favorables.

El estudio fue presentado en la reunión anual de la Asociación de Radiología de América del Norte (Radiological Society of North America, RSNA) en Chicago.

El software simula las propiedades de los partos potenciales, afirma el Dr. Olivier Ami, obstetra del departamento de radiología del Hospital Antoine Becleres, de la Universidad de París-Sur.

El Dr. Ami dijo que los resultados del simulador fueron altamente precisos y parecen ser una mejora significativa respecto a la pelvimetría de uso común, en que se mide la pelvis para determinar su adecuación para el parto.

Una pelvis pequeña podría ser capaz de parir sin problemas, y una pelvis grande podría necesitar ayuda mecánica en el parto,  comenta el Dr. Ami.

El riesgo de complicaciones y muerte es de seis a siete veces mayor en una cesárea de emergencia que en una planificada, con este software de parto virtual, la mayoría de cesáreas serían planificadas en lugar de emergencias, y las extracciones instrumentales difíciles podrían desaparecer en un futuro cercano.

 
Fuente: Radiological Society of North America

Deja un comentario