Riesgos de las llamadas “Dietas de desintoxicación”

Un plan para desintoxicar el organismo debe comenzar con una condición básica: reducir el consumo de alcohol, café, refrescos,alimentos procesados,etc…

Si para perder peso lo has intentado todo, o simplemente estás en la onda saludable, seguramente ya habrás escuchado varias veces hablar sobre las dietas de desintoxicación y ayuno. Probablemente ya probaste alguna y perdiste peso, y lo volviste a ganar. Aquí te relatamos sobre las dietas de desintoxicación y si en realidad funcionan o más bien le hacen daño a tu salud.

Cuando lo que quieres es perder peso, todas las dietas valen. Seguro que  has probado todas las de moda y estás al tanto de todas las nuevas “fórmulas” que salen y que promocionan las estrellas de Hollywood y de la farándula, catalogándolas de infalibles para lograr perder esos kilos de más. Cualquiera que sea tu caso, seguramente haz oído de las famosas dietas de desintoxicación.

Pero, ¿qué son las dietas de desintoxicación? Se trata de planes extremos para perder peso de manera rápida con la promesa de que limpian tu organismo de los químicos tóxicos que hay en él.

Desintoxicar el cuerpo mediante una dieta, se apoya en la premisa de que nuestro cuerpo necesita ayuda para eliminar las toxinas que se acumulan debido al consumo de alimentos procesados y a los contaminantes que hay en el ambiente.

Existen diferentes dietas de desintoxicación, algunas a base de bebidas, hierbas, o directamente mediante el ayuno y la ingestión de pequeñas porciones de vegetales y frutas y ciertos suplementos. La promesa es que un cuerpo libre de toxinas, funciona mejor, hace que tu metabolismo sea excelente, y por lo tanto, hace que pierdas peso. Suena bien, ¿verdad?

Pero ¡cuidado! Las dietas que prometen perder peso de forma rápida pueden ser peligrosas para tu organismo, incluso, algunos de los productos que se venden para hacerlas, como pastillas, son de cuestionable calidad y sólo sirven para que quienes las venden se enriquezcan a costa de quienes quieren bajar de peso.

Los nutriólogos están de acuerdo en que este tipo de dietas para bajar peso, funcionan en apariencia pues al ser de bajo contenido calórico, producen una pérdida de peso. Pero el hecho de que te hagan ver más delgado(a) es sólo temporal y puede ocasionar daños como la pérdida de la masa muscular.

Además cuando el cuerpo ayuna, para proteger tu salud, trata de “conservar” lo más que puede, por lo cual quema calorías más despacio. Es decir, que la promesa de que estas dietas aceleran tu metabolismo es falsa.

¿Por qué? Porque cuando vuelves a comer de forma normal, ganas tu peso anterior y hasta puedes subir más kilos o libras de los que tenías antes de perder el peso que perdiste debido a la lentitud del metabolismo, es importante recordar que el peso que perdiste en esas dietas de ayuno y “desintoxicación”, en la mayoría de los casos es agua, no grasa.

Otro punto importante es que tu cuerpo en realidad no necesita ayuda para desintoxicarse, pues está dotado de órganos que cumplen con esa tarea, como los riñones, el hígado y el colon.

La idea de que necesitas ayudas externas para desintoxicarte y darle una mano a tu cuerpo, no tiene respaldo científico.En este caso lo que necesitas es ir a ver a un médico para que te haga los estudios correspondientes para ver establecer el diagnóstico y el tratamiento adecuados.

Ten en cuenta que si te sometes a una dieta rigurosa como la de la limonada (famosa porque la hizo la cantante Beyoncé quien después admitió que ganó el peso que perdió), puedes desarrollar falta de energía, se te puede bajar el azúcar en la sangre, puedes tener dolores musculares, cansancio, mareos y náuseas.

Si te interesa “desintoxicarte”, puedes hacerlo simple y sencillamente llevando una alimentación más sana, balanceada, variada y natural (elige alimentos que no sean procesados) y verás que te sentirás mejor sin poner en riesgo tu salud.

Deja un comentario