Recibir dosis extra de vacuna triple viral reduce incidencia de paperas

Las paperas son una enfermedad contagiosa que causa una inflamación dolorosa de las glándulas salivales

Un informe estadounidense advierte que la administración de una tercera dosis de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR) a niños y adolescentes de una comunidad de Nueva York redujo el impacto de un brote de paperas en el 2009-2010.

Las guías recomiendan que los niños reciban dos dosis de la vacuna, una a los 12-15 meses de edad y otra a los 4-6 años. Pero como demuestran los resultados en una población, las paperas se diseminan fácilmente aun cuando la mayoría de los más jóvenes recibieron ambas dosis.

El estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) dirigido por la Dra. Preeta Kutty, fue sobre un brote de paperas en la comunidad judía ortodoxa.

Los investigadores rastrearon su origen hasta un campamento religioso en Catskill Mountains y hallaron que la diseminación ocurrió por un método de estudio que incluye el contacto entre estudiantes conocido como “chavrusas”.

Entre septiembre y diciembre el brote afectó a 400 personas de un pueblo del condado de Orange y se concentró en tres escuelas locales, la mayoría de los brotes de paperas se producen en sitios muy concurridos. Aunque la mayoría de los niños (con paperas) había recibido las dos dosis de la vacuna, la intensidad de la exposición superó la protección, indica la Dra. Kutty.

Ante la falla de otros métodos de control de brotes, como el aislamiento de los niños enfermos, las autoridades de salud pública propusieron aplicarles a todos los alumnos de entre sexto y duodécimo grado de las escuelas locales una tercera dosis de la vacuna entre enero y febrero.

El equipo de la Dra. Kutty descubrió entonces que la tasa de nuevos brotes de paperas en ese grupo etario había disminuido del 5%  de los niños las tres semanas previas a la vacunación al 0,13%  las semanas posteriores a la aplicación de la dosis extra. Y los brotes de paperas en la comunidad disminuyeron del 0,86 al 0,21%, según publica el equipo en la revista Pediatrics.

Los efectos secundarios más comunes de la vacuna fueron enrojecimiento e inflamación en la zona de aplicación y dolor articular y muscular. El virus de la paperas es contagioso y produce inflamación de las glándulas salivares y otros síntomas, como fiebre, dolor de cabeza y cansancio. Las complicaciones son inflamación del cerebro, los testículos y los ovarios.

 Los brotes de paperas son comunes en sitios con gran concurrencia, como los dormitorios de las universidades y las cárceles.

Fuente: Pediatrics

Deja un comentario