Paroniquia: infección alrededor de la uña

Arrancarse los pellejos conlleva el riesgo de desarrollar una infección alrededor de las uñas que puede complicarse.



Fotografía: taringa.net


La paroniquia es una infección de la piel que ocurre alrededor de las uñas. La paroniquia suele deberse a una lesión en el área por morderse o arrancarse los pellejos. También puede presentarse cuando se retrae o recorta la cutícula en forma excesiva durante el “manicure”. La paroniquia sobreviene cuando esta herida alrededor de la uña se infecta por bacterias, hongos o una combinación de ambos.


La paroniquia micótica, es decir la que es ocasionada por hongos se puede observar en personas con una infección de la uña por hongos, en personas con diabetes o en quienes permanecen con las manos bajo el agua por mucho tiempo.

El principal síntoma es un área alrededor de la uña que presenta dolor, enrojecimiento e hinchazón, con frecuencia a nivel de la cutícula, en el sitio de un pellejo arrancado o en otra lesión. Puede haber ampollas llenas de pus, especialmente cuando se trata de una infección bacteriana.

Las bacterias hacen que la afección ocurra de manera súbita. Si toda o parte de la infección se debe a un hongo, ésta tiende a presentarse en forma más lenta.

La paroniquia puede acompañarse de cambios en las uñas como deformación, desprendimiento o cambio de coloración de la misma.

Para confirmar la causa de la paroniquia es posible hacer un cultivo del pus que sale de las lesiones con la finalidad de determinar si se trata de una bacteria o un hongo.

EL tratamiento consiste en la administración de antibióticos o antimicóticos y en casos severos se puede cortar y drenar la lesión o incluso extirpar la uña.

En los casos de paroniquia bacteriana, además del antibiótico se sugiere remoje la uña con agua caliente 2 ó 3 veces al día para ayudar a reducir la inflamación y el dolor..

Si se trata de paroniquia micótica, además de medicamento contra los hongos es importante mantener las manos bien secas para evitar la humedad y la proliferación del hongo.

Aunque las complicaciones de la paroniquia son poco comunes, pueden desarrollarse e incluyen abscesos, cambios permanentes en la forma de la uña y diseminación de la infección a tendones, huesos y sangre.

Deja un comentario