Nistagmus o movimientos oculares rápidos

El nistagmo está asociado a un mal funcionamiento en las áreas cerebrales que se encargan de controlar el movimiento

El Nistagmo o Nistagmus, es un término para describir movimientos rápidos e involuntarios de los ojos que pueden ser:

De un lado a otro (nistagmo horizontal)
Arriba y abajo (nistagmo vertical)
Rotatorio (nistagmo rotatorio o de torsión)
Dependiendo de la causa, estos movimientos pueden ser en ambos ojos o sólo en un ojo, el término “ojos danzantes” se ha usado para describir el nistagmo.

Los movimientos oculares involuntarios del nistagmo son causados por anomalías de funcionamiento en las áreas del cerebro que controlan los movimientos de los ojos. La parte del oído interno que percibe el movimiento y la posición (el laberinto) ayuda a controlar los movimientos oculares.

Hay dos formas de nistagmo:

Síndrome de nistagmo infantil (SNI) que está presente al nacer.
Nistagmo adquirido que se presenta posteriormente en la vida debido a una enfermedad o lesión.

Nistagmo que está presente al nacer (síndrome de nistagmo infantil o SNI).

El síndrome de nistagmo infantil generalmente es leve, no se vuelve más grave y no está relacionado con ningún otro trastorno.

Las personas con esta afección no son conscientes de los movimientos del ojo, pero otras pueden verlos. Si estos movimientos son pronunciados, la agudeza visual (agudeza de la visión) puede estar por debajo de 20/20. La cirugía puede mejorar la visión.

El nistagmo puede ser causado por enfermedades congénitas del ojo. Aunque esto no es frecuente, un oftalmólogo debe evaluar a cualquier niño que padezca nistagmo para verificar la presencia de la enfermedad ocular.

La causa más común de nistagmo adquirido son ciertos fármacos o medicamentos. La fenitoína, un medicamento anticonvulsivo, el exceso de alcohol o cualquier sedante puede alterar el funcionamiento del laberinto.

Otras causas son:

Traumatismo craneal a raíz de accidentes automovilísticos.
Trastornos del oído interno como laberintitis o la enfermedad de Meniere.
Accidente cerebrovascular.
Deficiencia de tiamina o vitamina B12.
Cualquier enfermedad cerebral, como esclerosis múltiple o tumores cerebrales, puede causar nistagmo si se presenta daño a las áreas que controlan el movimiento de los ojos.

Para examinar el nistagmo, el médico puede usar el siguiente procedimiento:

Usted gira durante alrededor de 30 segundos, para e intenta fijar la mirada en un objeto.
Sus ojos se moverán primero lentamente en una dirección y luego se moverán rápidamente en la dirección opuesta.
Si usted tiene nistagmo debido a una enfermedad, estos movimientos oculares dependerán de la causa.

Los exámenes que se pueden realizar son, entre otros:

Tomografía computarizada de la cabeza.
Electrooculografía: un método eléctrico para medir el movimiento de los ojos utilizando electrodos diminutos.
Resonancia magnética de la cabeza.
Prueba vestibular que se realiza registrando los movimientos de los ojos.
No existe ningún tratamiento para la mayoría de casos de nistagmo congénito. El tratamiento para el nistagmo adquirido depende de la causa. En algunos casos, el nistagmo es irreversible. En los casos debido a medicamentos o infección, el nistagmo por lo regular desaparece después de que la causa ha mejorado.

Deja un comentario