La Encefalitis muy frecuente en esta temporada del año

La encefalitis es la inflamación del cerebro, casi siempre ocasionada agentes infecciosos

La encefalitis es una enfermedad poco común, se presenta casi siempre en el primer año de vida, las personas muy jóvenes y los ancianos son más propensos a presentar casos graves.

La causa más frecuente de la encefalitis es una infección viral y muchos tipos de virus la pueden provocar. La exposición a los virus puede suceder a través de:

  • Inhalación de las gotitas respiratorias de una persona infectada
  • Alimentos o bebidas contaminados
  • Picaduras de mosquitos, garrapatas y otros insectos
  • Contacto con la piel

Los diferentes virus capaces de causar encefalitis se presentan en una cierta temporada del año.

La encefalitis ocasionada por el virus del herpes simple es la causa principal de los casos más severos en todas las edades, incluyendo los recién nacidos.

Muchos de los virus para los cuales ya  hay vacuna también pueden causar encefalitis:

  • Sarampión
  • Paperas
  • Polio
  • Rabia
  • Rubéola
  • Varicela

Otros virus que pueden causar encefalitis abarcan:

  • Adenovirus
  • Virus Coxsackie
  • Citomegalovirus
  • Virus de la encefalitis equina oriental
  • Ecovirus
  • Virus del Nilo occidental

Para provocar encefalitis, un virus causa inflamación del tejido cerebral. Este tejido se hincha (edema cerebral), lo cual puede destruir neuronas, provocar sangrado en el cerebro (hemorragia intracerebral) y daño cerebral.

Otras causas de encefalitis pueden ser:  Una reacción alérgica a vacunas, enfermedades autoinmunes,  bacterias como la de enfermedad de Lyme, sífilis y tuberculosis, parásitos como nemátodos, cisticercosis y toxoplasmosis en pacientes con VIH – SIDA y otras personas que tengan un sistema inmunitario debilitado como ocurre por efectos del cáncer.

Algunos pacientes con encefalitis pueden tener síntomas de un resfriado o de una infección estomacal antes de que los síntomas de encefalitis comiencen.

Cuando un caso de encefalitis no es muy severo, los síntomas pueden ser muy similares a los de otras enfermedades, incluyendo: fiebre  que no es muy alta, dolor de cabeza leve, baja energía e inapetencia, torpeza, marcha inestable, confusión, desorientación, somnolencia, irritabilidad o poco control del temperamento, sensibilidad a la luz, rigidez del cuello y de la espalda (ocasionalmente) y vómito.

Los síntomas e encefalitis en los recién nacidos y niños pequeños pueden no ser tan fáciles de reconocer:

  • Rigidez en el cuerpo
  • Irritabilidad y llanto frecuencia (estos síntomas pueden empeorar cuando se carga al bebé)
  • Alimentación deficiente
  • La fontanela en la parte superior de la cabeza puede estar abombada
  • Vómito

Síntomas de emergencia en caso de encefalitis:

  • Pérdida del conocimiento, baja reacción, estupor, coma
  • Debilidad muscular o parálisis
  • Convulsiones
  • Dolor de cabeza intenso
  • Cambio repentino en las funciones mentales:
    • estado de ánimo “llano”, ausencia de estado de ánimo ostensible o temperamento inadecuado para la situación
    • deterioro de la capacidad de discernimiento
    • inflexibilidad, egocentrismo extremo, incapacidad para tomar decisiones o apatía hacia la interacción social
    • menor interés en las actividades diarias
    • pérdida de la memoria (amnesia), deterioro de la memoria a corto o a largo plazo
    • Los síntomas anteriores pueden hacer creer a la persona que tiene un trastorno psiquiátrico y consultar a un especialista en enfermedades mentales.

El examen físicode una persona con encefalitis puede mostrar: reflejos anormales, aumento de la presión intracraneal, confusión mental, úlceras bucales, debilidad muscular, rigidez del cuello, signos en otros órganos como el hígado y los pulmones, erupción cutánea, problemas del habla.

Los exámenes a realizar cuando se sospecha encefalitis son:  resonancia magnética del cerebro, tomografía computarizada de la cabeza, cultivo de líquido cefalorraquídeo, hemocultivo y urocultivo, electroencefalograma, punción lumbar, exámenes para detectar anticuerpos contra un virus (pruebas de serología), y exámenes para detectar cantidades diminutas del ADN de un virus (reacción en cadena de la polimerasa o  PCR, por sus siglas en inglés)

Los objetivos del tratamiento de la encefalitis son brindar al paciente cuidados complementarios (reposo, nutrición, líquidos) para ayudar al cuerpo a combatir la infección, y aliviar los síntomas. A las personas con estados de confusión o delirio les puede servir la reorientación y el apoyo emocional.

Los medicamentos indicados en caso de encefalitis son:

  • Medicamentos antivirales, como aciclovir , para tratar la encefalitis por herpes u otras infecciones virales severas (sin embargo, en la mayoría de los casos, no hay medicamentos antivirales específicos disponibles para combatir la infección).
  • Antibióticos si la infección es provocada por ciertas bacterias.
  • Anticonvulsivos, como la fenitoína, para las convulsiones.
  • Esteroides (como la dexametasona) con el fin de reducir el edema cerebral en algunos casos.
  • Sedantes para tratar irritabilidad o inquietud.
  • Paracetamol para la fiebre y el dolor de cabeza.

Si la función cerebral resulta gravemente afectada después de la encefalitis, se pueden requerir  la fisioterapia o la terapia del lenguaje, después de que la enfermedad esté controlada.

El pronóstico varía, algunos casos de encefalitis son leves, cortos y la persona se recupera por completo; mientras que otros casos de encefalitis son graves y pueden ocasionar deterioro permanente o posiblemente la muerte.

La fase aguda de la encefalitis dura normalmente de 1 a 2 semanas, con desaparición gradual o súbita de la fiebre y de los síntomas. Algunas personas pueden tardar varios meses para lograr una recuperación completa después de la encefalitis.

El daño cerebral permanente puede ocurrir en casos severos de encefalitis y puede afectar: la audición, la memoria, el control muscular, la sensibilidad, el lenguaje y la visión.

Los niños y los adultos deben evitar el contacto con alguien que tenga encefalitis.

Vacune a los animales para prevenir la encefalitis causada por el virus de la rabia.

Las vacunas humanas que están disponibles abarcan: una vacuna para prevenir una forma de encefalitis viral que a menudo afecta a las personas que viven en dormitorios o en el ejército, Herpes Zóster y Sarampión.


Deja un comentario