La adicción a Internet deja huella en el cerebro

Para algunas personas internet se convierte en el medio alrededor del cual gira buena parte de sus vidas

Las personas adictas a Internet muestran cambios en el cerebro similares a los adictos a sustancias como drogas o alcohol. Así lo demostró una reciente investigación encabezada por el  Dr. Hao Lei de la Academia de Ciencias China en Wuhan.

El estudio implicó la realización escáneres cerebrales a jóvenes que padecían la adicción a internet  y  encontró trastornos en las conexiones del cerebro.

Específicamente, se hallaron cambios en la materia blanca de las personas que sufrían de este trastorno.

El resultado del estudio se publicó en la revista PLoS One  y puede conducir a nuevos tratamientos para las conductas de este tipo.

La adicción a Internet ya es considerada un trastorno clínico que se presenta cuando el uso de la web se sale del control del individuo.

El estudio, dirigido por el Dr. Hao Lei, sometió a 35 jóvenes de entre 14 y 21 años, hombres y mujeres, a escaneos cerebrales.

Entre estos, 17 fueron diagnosticados con Trastorno de Adicción a Internet sobre la base de sus respuestas a preguntas como ¿Ha intentado repetidamente, sin éxito, controlar, reducir o detener su uso de la red?.

En la investigación, las imágenes de resonancia magnética (MRI) mostraron diferencias en los cerebros de los individuos con Trastorno de Adicción a Internet. Se observaron cambios en la materia blanca del cerebro, la parte del sistema nervioso central que contiene los axones, las fibras de las neuronas encargadas de conducir las señales nerviosas.

En particular, se encontró evidencia de trastornos en las conexiones en áreas del cerebro involucradas con las emociones, la toma de decisiones y el autocontrol.

En general, los hallazgos indican que el Trastorno de Adicción a Internet presenta anormalidades en la integridad de la materia blanca en las regiones cerebrales que involucran la generación y procesamiento de emociones, atención, toma de decisiones y control cognitivo.

Los resultados también sugieren que el Trastorno de Adicción a Internet parece compartir los mecanismos psicológicos y neuronales de otros tipos de adicción a sustancias y otros trastornos de control de impulsos.

Por su parte, el Dr. Gunter Schumann, especialista en psiquiatría biológica del Instituto de Psiquiatría del King´s College de Londres, afirma que ya se han encontrado hallazgos similares en adictos a videojuegos.

Y usted, ¿es adicto a la web ?Para saber si se padece de este trastorno, hay una serie de preguntas que sirven como guía:

1.- ¿Se siente preocupado por Internet?

2.- ¿Siente la necesidad de usarlo en periodos cada vez más largos para sentirse satisfecho?

3.- ¿Ha tratado repetidamente, sin éxito, de controlar, reducir o detener su uso?

4.- ¿Se siente estresado, malhumorado, deprimido o irritado cuando intenta reducir o evitar el uso de Internet?

5.- ¿Permanece conectado más tiempo del que intenta?

6.- ¿Ha arriesgado o puesto en peligro una relación, oportunidad laboral, educativa o profesional importante debido a la web?

7.- ¿Ha mentido a sus familiares, terapeuta u otros para ocultar la forma como se involucra con Internet?

8.- ¿Usa la red como una forma de escapar de problemas o de aliviar un mal estado de ánimo (por ejemplo, sentimientos de incapacidad, culpabilidad, ansiedad o depresión)?

Si usted responde “Sí” a las preguntas 1 a la 5 y por lo menos a una de las restantes, puede estar sufriendo de este trastorno, según el Cuestionario de Jóvenes para Diagnóstico de Adicción a Internet adaptado por Beard & Wolf.

Deja un comentario